Tráfico peligroso

Les escribo para expresar cómo me sentí la semana pasada de impotente tras un accidente. .

Iba al trabajo y un fitipaldi se saltó el semáforo, me llevó por delante, dejó mi coche destrozado y a mí me causó lesiones que me dejarán secuelas para mucho tiempo, por ahora llevo collarín. Tengo la espalda que me cuesta moverla, pero aún así sigo haciendo mi trabajo.

Por este señor, que iba lanzadísimo, he tenido yo que pagar la culpa. Ya a mi hermano le pasó lo mismo hace años, pero a él con una moto: se lo llevó por delante y el chico se ha quedado mal, pero la culpa es de él por saltarse también el semáforo.

No entiendo cómo se habla todos los días de los problemas graves de la carretera y aún algunos no lo entienden y siguen saltándose los semáforos y stops. A mí me ha dejado el susto en el cuerpo. Espero que los conductores se mentalicen y no hagan burradas, porque pagamos inocentes. Gustavo Riera. 58 años. Sant Vicent del Raspeig