Secundar o no esta huelga

Probablemente muchos coincidimos en que la convocatoria de huelga llega tarde, pero ¿eso es un motivo para no secundarla? Yo lo que quiero es expresarle al Gobierno y a los empresarios que no estoy conforme con que se me culpe a mi y al resto de trabajadores de las decisiones que ninguno de nosotros hemos tomado. Las lecturas secundarias son eso, secundarias. Me da igual si con mi actitud perjudico o favorezco a políticos de uno u otro bando o si salen ganando o perdiendo los sindicatos. Esa no es mi guerra y creo que la de nadie. Yo me manifiesto porque quiero decirle a todo el mundo que la reforma es injusta y, si voy a trabajar, lo que hago es aceptarla indirectamente. Y a eso no estoy dispuesto. Santiago Gilbert.

----------------------------------------

Yo no voy a ir a la huelga. Hace días que escucho que la huelga nos va a sacar de la crisis, que va a hacer que el empleo salga del suelo como las setas, que vamos a dormir bien por las noches y despertarnos mejor por las mañanas. Hace días que los sindicatos retroceden diez años en el tiempo y llaman a nuestro fervor revolucionario con eslóganes más que pasados de moda y frases coloristas. "Yo voy", dicen los carteles. No conozco a nadie, sin embargo, que vaya a ir a la huelga, menos aún que sepa exactamente por qué se hace esta huelga ni realmente qué se pretende con ella. Eso sí, conozco a muchos que no van a ir a trabajar por miedo a piquetes, manifestaciones, atascos y tormentos varios. ¿En el siglo XXI es necesario perder un día de sueldo para protestar por tus derechos? ¿Nos beneficia a nosotros la huelga o solo vamos a ser un número más en las cifras de los telediarios? 50 euros son un montón de euros perdidos. Conmigo no. Este miércoles haré lo posible por ir a trabajar. A ver si descubren que la democracia sirve para pelear en el parlamento, senado, ayuntamientos, etc. Y no hacer el trabajo sucio a los políticos y sindicatos. Jorge Martínez Ruiz.