Problemas con los ciclistas

Desde hace dos años uso una motocicleta para desplazarme por Barcelona. El otro día, después de dejar a mi pareja enfrente de su trabajo, tomé la calle Provença para atravesar Passeig de Gràcia y bajar por el lateral hacia Consell de Cent. Al llegar a Aragó, hay una parada de Bicing.

Aprovechando el espacio de los carriles, yo iba adelantando, a baja velocidad, a los vehículos que estaban parados en el semáforo. En ese instante, de la parada salió un ciclista en dirección contraria. Tuve que realizar una frenada de emergencia que casi me tira. Yo pregunto: en el caso de accidente, ¿el usuario de Bicing que ha infringido las normas de circulación tiene seguro de accidentes a terceros, como mínimo, o tendría que indemnizarme él de su bolsillo?

En la era de la informática, ¿tan difícil es que el sistema del Bicing esté conectado con la Guàrdia Urbana para que puedan imponer las multas a los cientos de usuario que infringen las normas de circulación? Si yo actuase de la misma forma, al llegar el mediodía, debería dejar aparcada mi motocicleta, porque me habrían retirado todos los puntos del carné de conducir.

Señores del Ayuntamiento: las bicicletas también son vehículos sobre ruedas y, como el resto de los vehículos que circulan por nuestra ciudad, deben respetar las normas del Código de Circulación a las buenas o a las malas.