Ayudas para los discapacitados físicos

He iniciado una serie de consultas sobre el derecho de petición del artículo 29 de nuestra Carta Magna y las contestaciones son de lo más variopinto que este periódico pueda imaginar. Necesito ayuda económica debido a la situación angustiosa de mi hogar. Mi mujer y yo somos mayores y estamos enfermos.

Tenemos un hijo de 45 años, soltero y discapacitado físico, que no encuentra trabajo, pese a los programas de integración.