Parla es tercermundista

Este fin de semana ha vuelto a ser otro desierto cultural más en Parla. Otro más. Ni un triste evento a celebrar, nada a excepción de una pequeña obra de teatro infantil. Ni ocio privado ni público, nada, puesto que ni hay cines en el municipio ni opción alguna de actividades lúdicas al margen de las estrictamente organizadas desde instancias municipales, realmente escasas e insuficientes para un municipio con más de 120.000 habitantes. Es lamentable, siempre los últimos en todo.

Como en otros ámbitos de la vida, ya sea por trabajo, servicios, compras, ocio y también cultura, los parleños nos vemos obligados a coger el coche y "emigrar" a otros municipios cada vez que queremos disfrutar y hacer uso de lo que ciudadanos de otros municipios disfrutan gracias a sus Ayuntamientos.

Es sonrojante que incluso ayuntamientos vecinos como el de Pinto, un municipio tres veces más pequeño que Parla, tenga una cantidad impresionantemente mayor de actos culturales, sociales, deportivos, etc que los que hay en Parla. Y no digamos la cantidad de eventos en Getafe, Leganés, Móstoles, etc., parecen municipios de otra galaxia comparados con Parla.

Sí, todos esos ayuntamientos son socialistas al igual que el de Parla, pero están en todo a años luz de nuestra Parla tercermundista. El resultado está a la vista: récord de parados, de pobreza, de inmigración, de fracaso escolar, de suciedad, de gamberros, de incívicos y de maleducados. Y todavía algún iluso pretenderá que los empresarios inviertan en Parla con semejante panorama.