Miradles cómo se aman

En el Comité Federal del PSOE, todos encantados de haberse conocido, y como amalgama que los une, a conservar sus espléndidos puestos y sus magníficos sueldos con los que nunca soñaron, cuando asusta ver que su principal mérito es la fidelidad al jefe. Adhesión inquebrantable, ni una crítica, incapaces de tomar medidas eficaces para arreglar el enorme problema del paro en España, sólo se confortan dándose jabón y ánimos.

Y Patxi López, en un alarde de bajeza moral, insultando al partido gracias al cual él, que perdió las elecciones, es ahora Lehendakari. Así paga el diablo a quien le sirve. Las reivindicaciones de Zapatero, pedir el tercer puesto y sueldo para la señora Pajín, y eso en la España de los cerca de 5 millones de parados. Desolador.