Para nuestros campeones

Han concedido el premio Príncipe de Asturias de los deportes a Isinbayeva. No digo que no lo merezca, porque méritos le sobran, pero ya que en España el deporte aún es una asignatura pendiente del Estado, no creo que sea justo dejar en segundo lugar a Marta Domínguez. En mi opinión, tanto ella como la selección de natación sincronizada y Pau Gasol, tan sólo por ser deportistas españoles y tener el palmarés y la trayectoria que tienen, se lo merecen.

Y sería una forma de compensar el grandísimo esfuerzo de los españoles para llegar a lo alto de la cumbre. Es el caso de muchos campeones de diferentes deportes que están en el anonimato. Por ejemplo, Alejandro Navarro, cinco veces campeón de España y subcampeón del mundo de kárate. A él se le reconoce fuera del país y aquí no hay en ningún periódico una reseña a esta hazaña.

Como él, muchos más deportistas que sacan tiempo de donde no lo tienen y recursos de donde no hay. Nadie es profeta en su tierra, eso ya lo sabemos, pero no estaría de más que pensemos que tenemos una gran cantera que, entre todos, hay que reconocer, apoyar, motivar y premiar en caso de lograr las metas marcadas.