¿Preocupación o... interés?

Recientemente un antiguo barco de la Segunda Guerra Mundial se convertía (gracias a detonaciones controladas) en un nuevo paisaje submarino al sur de las costas de Florida. Hay quienes afirman que se pretende crear un nuevo arrecife de coral, atraer a los peces y mejorar la biodiversidad; se dice que esta medida tiene un trasfondo ecológico, pero quizá no sea ésta la verdadera razón...

Los arrecifes de coral necesitan millones de años para formarse, y tan sólo 40 años para desaparecer si seguimos sobreexplotando el planeta al ritmo actual. Sabemos que no se toman medidas tan a largo plazo, por tanto sólo nos queda pensar que detrás de las buenas intenciones se esconden los intereses de empresas y autoridades que ven un beneficio económico directo (debido principalmente al turismo) en esta medida. ¿Es esto preocupación por el medio ambiente o por nuestro bolsillo?