Asientos reservados

Soy minusválido y llevo casi seis años en Málaga por estudios y trabajo.

He vivido la adaptación de los autobuses urbanos, lo que ha sido un avance grandísimo, pero es cierto que la no eliminación de barreras arquitectónicas en los Cercanías nos ha limitado. Yo aún no conozco municipios como Fuengirola, Benalmádena. Ni Nerja o Marbella.

Málaga deja mucho que desear respecto a otras ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia… Es una pena que tengamos en Andalucía el sambenito de ir a remolque del resto de España.

No obstante, espero con gran esperanza e ilusión que pronto pueda cambiar esta situación y que Renfe me dé razones por las que me he establecido en Málaga.