Dolor lumbar

Ante la noticia que publicaron el 8 de febrero, sobre la invención de una «máquina» que descubre a los que fingen dolores lumbares, opino: en mi caso, por un mal gesto sufrí dolor lumbar.

La mutua de mi empresa, tras hacerme una radiografía, me dijo que tenía un disco pinzado, enviándome a la Seguridad Social, evitando el pago por accidente laboral, y argumentando que era una lesión que yo tenía de toda la vida.

Posteriormente, he conseguido que la misma mutua me haga una resonancia magnética, en la que no se refleja ninguna lesión. Y es por ello, que antes de buscar a los trabajadores, deberían procurar que los médicos sean sinceros en sus valoraciones, puesto que yo, hasta el momento, no he podido solucionar el problema y está aún en manos de
los médicos de mi empresa y de mis representantes sindicales.