Mal servicio posventa

Siglo xxi d. C. En Madrid hay una gran competencia comercial: unos quieren abrir más festivos y otros menos.

El consumidor se dispara y lo que cuenta es vender y vender, y después… ¡que te den!

O eso es lo que deben de pensar en Jané, esa marca de artículos de bebé, puesto que sólo dispone de un servicio técnico en toda la Comunidad de Madrid (el siguiente más cercano está en Segovia), con un horario muy interesante (de lunes a viernes, de 9.30 a 14 horas) y en el que trabaja una persona muy amable a la que le importa muy poco si vienes desde muy lejos, si tu hijo depende del carrito defectuoso que vas a dejar para que arreglen durante «unos días» tras estar esperando casi tres meses a que vinieran las piezas, si trabajas y tienes que faltar…

Por cierto, mi carrito estaba en garantía (menos mal).