Tarifas telefónicas

Todos somos conscientes del dinero que supone llamar a ciertos números de teléfono como los 806.

Estas tres cifras al principio del número nos avisan de que si establecemos la conexión estaremos pagando un importe que ronda los 0,90 euros el minuto + IVA. Gracias a ellas estamos en condiciones de decidir si queremos pagar ese precio o si de lo contrario preferimos no llamar.

Existe otra situación en la que nos vemos expuestos a unas tarifas superiores a las habituales. Cuando llamamos con un teléfono móvil de un determinado operador a un usuario de otra compañía estamos expuestos a soportar unos costes que rondan, en mi caso, los 0,50 euros el minuto + IVA (lo más común es pagar unos 0,15 euros el minuto + IVA). La diferencia principal consiste en que mientras con los 806 sabes perfectamente lo que vas a pagar, no hay nada a priori que nos indique si un número determinado pertenece a Movistar, Vodafone, Amena... En otras palabras, si vamos a pagar 0,15 ó 0,50 euros.

Debido a esta situación puedes encontrarte un mes pagando más del doble de lo habitual. Éste es mi triste caso, y descubrir con desesperación que ha sido por hablar con alguien que te dio el teléfono sin mencionarte que era de una compañía distinta de la tuya.

Los usuarios de telefonía móvil deberíamos exigir que al establecer la llamada una voz nos informara de que estamos llamando a un operador determinado. Esta medida es sencilla y conseguiría que no nos sintiéramos estafados al leer el recibo de cada mes.