Salvar la naturaleza

No quisiera pecar de catastrofista, pero raro es el día que no aparece en los medios de comunicación alguna noticia relacionada con catástrofes naturales.

Deberíamos preguntarnos todos, no sólo los que somos ecologistas: ¿a qué esperamos para poner manos a la obra y paliar algo lo que se nos viene encima? ¿Es que hace falta que no quede ni un solo animal en el campo, ni una arboleda, ni un arroyo por contaminar para ser respetuosos con la naturaleza? ¿Qué hacen los Gobiernos, las asociaciones políticas, vecinales, sindicales, culturales, deportivas, hermandades, Iglesia, etc., para concienciar a sus miembros? Muy poco o nada.

Estoy convencido de que la naturaleza es el mayor y más importante patrimonio que tenemos, y que si desaparece, ¿para qué querríamos cuadros, esculturas, imágenes, edificios... cuando no nos quedase nada natural de lo que disfrutar y con nuestra vida cada vez más en peligro?