¿Cada cuánto hay que visitar a los ginecólogos? (1)

Soy profesora universitaria en la Universitat de Barcelona y creo y confío en los servicios públicos y sus prestaciones con los ciudadanos, concretamente en el de salud.

El año pasado fui a hacerme la revisión ginecológica anual al CAP que me corresponde en Drassanes. Se me negó el estudio de papanicolao con el argumento de que yo no representaba ningún riesgo dadas mis costumbres normales. Se me dijo que no era necesario hacerme un estudio ginecológico anual, pese a que tengo 37 años, ya que en los anteriores estudios no se había visto ninguna anomalía.

Hoy he llamado para pedir una visita para este año 2005 y he pedido expresamente que se me haga ese estudio. Tengo cita el 11 de febrero y voy con la esperanza de que la economía que la Conselleria de Salut está haciendo con las mujeres no se repita en mi caso ni en ningún caso más. Hoy, para mi sorpresa, leo que la razón por la que se me negó el estudio ginecológico el año 2004 era presupuestaria. Es decir que el argumento utilizado conmigo el año pasado, 2004, era una mentira.

Pido, imploro y exijo quedarme tranquila e ir el día 11 de febrero sin que me sorprendan diciendo que no me harán el estudio correspondiente porque el tsunami no llega a Barcelona. Es decir, sin que se usen mentiras o inventos pseudocientíficos para justificar una cuestión económica y presupuestaria.