Contra la monarquía

Quiero felicitar a Gregorio Mur por su carta titulada «Vivir a costa del pueblo», del día 26.

 Es indignante que la mayoría tengamos que luchar tanto para poder vivir dignamente, mientras en las reales instancias corre el dinero a manos llenas. ¡Qué fácil es viajar, comer en los mejores sitios, esquiar, etc., cuando te lo pagan los demás! Y encima mucha gente ríe estas gracias y se le cae la baba viendo las revistas, cuando ellos no llegan a fin de mes ¡lo que hace la incultura!

Llegó la hora de ser un país moderno de verdad. Qué casualidad que la mayor parte de los países europeos más desarrollados y con mejores prestaciones sociales no sean monárquicos. Olvidemos ya esas rancias tradiciones que tan caras nos resultan.

Para colmo, y como anécdota al filo de este tema, tenemos que oír cosas como lo que dice la señora Rosa Borraz, del Ayuntamiento de Zaragoza: que traer a esa ciudad a un grupo como U2 es caro, cuando la víspera se ha dilapidado una ingente cantidad de dinero en una visita de los Príncipes.