Mi mascota y yo (2)

Soy un cocker spaniel de dos años de color negro e infatigable cola corta. Mi excelente olfato me permite rastrear detrás de cualquier pieza. Me adapto de maravilla a la gran ciudad y a la vida familiar. Me gusta salir de paseo –incluso con el Mickey ese–, y mordisquear mi pollito de goma. Dicen que soy algo inquieto pero, con esa tendencia que tengo a engordar, lo peor que podría hacer es ponerme a estudiar la tabla del nueve. Soy bien parecido e inteligente, pero un poco besucón y saltarín. Si fuera un pretendiente, sería de esos que causa una pésima primera impresión a la familia de la novia, pero que se te mete dentro del corazón y no te lo puedes sacar. Ana me puso Kenny por el famoso instrumentista.