Policías muy atentos

Quiero resaltar la amabilidad que unos agentes municipales tuvieron con nosotros en un momento dedicado. Íbamos por el centro de la ciudad en coche cuando caímos en que en casa, por descuido, dejamos un fuego encendido con comida. Imaginen el problema. Pues bien, varios agentes nos escucharon y nos dieron paso de privilegio. Tuvimos varias paradas con atascos y hasta una manifestación y ellos fueron los protagonistas. Al llegar sólo encontramos algo de humo. Gracias a todos, demostraron, contra el parecer de algunos, que no sólo recaudan multas.