Promociones dudosas

Como fumador que soy, me enteré de una promoción que tenía Camel en la que, reuniendo una serie de puntos, se conseguían unos regalos. Pues bien, así lo hice, conseguí los puntos necesarios para canjearlos por los regalos que quería y los envié.


Pasaron los meses y no llegaban los premios; me he cansado de llamar por teléfono y me decían  que había un problema con la dirección (no es cierto, ellos mismos me la confirmaron).

 
Todavía estoy esperando. Lo único que sé es que mienten y se quedan con los regalos. ¡No es justo! .