Que no sea una operación de imagen

Los medios se hicieron eco del acuerdo marco para mejorar la seguridad escolar que firmaron los Ministerios de Interior y de Educación y Ciencia. Me parece muy bien, pero tal vez sea conveniente analizar previamente con rigor los resultados del plan policial contra el menudeo de drogas en las proximidades de colegios e institutos, ya que los jóvenes españoles tienen fácil acceso a la droga.
Existe una gran alarma social ante la conciencia de que muchos escolares están a merced de la actuación impune de gentes que les introducen en el mundo de los estupefacientes. Sancionar con dureza a los agresores, respaldar a los profesores y autoridades académicas y defender a los alumnos acosados por sus compañeros son objetivos que deben ser prioritarios.

Es deseable que el acuerdo firmado por los responsables de Interior y de Educación suponga la toma de conciencia de un problema real y no sea una simple operación de imagen ante las próximas consultas electorales.