Tauromaquia

Por la presente deseo expresar mi rechazo absoluto por cualquier forma de tauromaquia, considerando esta práctica otra manifestación más de la soberbia de los humanos, sobre todo de aquellos que carecen de valentía propia –los que disfrutan del espectáculo y, por otro lado, de los que montan el espectáculo–, que abusan de otros seres vivos indefensos para enriquecerse.