Cine de capa caída

Acabo de oír en la tele que el cine español está de capa caída y que el año pasado se salvaba por los pelos gracias a Torrente y a Mar adentro. ¿Creéis que le van a echar la culpa a directores, productores, actores, etc.? ¿Acaso a la falta de imaginación? ¿A que aún no se dan cuenta de que el cine español es aburrido, monótono y que para verlo uno no paga ocho euros? Nooooooo. El culpable es el españolito que se baja las películas con el Emule. Por eso, el «otro cine», el entretenido, el de efectos especiales (o aquél que no los tiene, pero de original tiene «algo») tiene tan poco auge...
Salir al cine es todo un ritual (aunque no me gusten ni el que come palomitas con la boca abierta ni las patadas por detrás...). Si al propio Amenábar ya le dijeron que no servía para hacer cine... ¿qué se puede esperar?