¿Qué será de nuestro paisaje?

Soy jardinera y también pertenezco a una asociación que lucha en cuerpo y alma por la defensa del patrimonio natural y cultural de una de las comarcas que se decía eran de las más hermosas de Catalunya, el Empordà. Este fin de semana he visitado a unos amigos en Avinyonet del Penedès, que está situado en un pequeño puig desde el cual se divisa un inmenso  llano. Aquella vista,que hasta hace  poco era placer y armonía, campos de viñedos que envolvían  los pueblecitos recogidos alrededor de la torre de sus campanarios, bodegas... ha sido borrada, una vez más, en nombre del progreso por un sinfín de naves tristes y grises y de polígonos industriales sin ni un árbol alrededor; ante lo cual lo único que le apetece al viajero es cerrar los ojos o hacer marcha atrás y largarse hacia otro lugar..., pero ¿adónde?