Papeleo antediluviano

Fui a la comisaría de Policía de Pío XII para sacar un pasaporte y tuve que hacer cola desde las 9.10 hasta las 11.45 horas; sólo había dos chicas en el mostrador. Con el DNI pasaba algo similar; de hecho, el vigilante estaba ordenando la gran cola formada.

Un trámite fundamentalmente administrativo como éste debería ser algo casi instantáneo; si se quiere mejorar el funcionamiento de la Administración, es imperativo incorporar métodos más ágiles, que eviten tener que perder prácticamente toda una mañana de cola.