En bici por Madrid

Únicamente quiero dejar constancia de que uso diariamente la bici para ir de casa al trabajo desde hace dos años.

Es un trayecto equivalente a dos paradas de Metro y una auténtica odisea en una ciudad tan incivilizada como Madrid.

A ver si dejamos de mirarnos el ombligo e imitamos a ciudades como Barcelona, Berlín, París..., que realmente son un ejemplo de modernidad y habitabilidad.