El fracaso del Día sin Coches

El jueves 22 se "celebró" el Día sin Coches. La promoción del mismo y lo actos para favorecerlo fueron nulos. Lógicamente fue un fracaso estrepitoso porque ciudades como Madrid están hechas para los conductores debido a que los políticos que las gobiernan los equiparan a votantes a los que no se debe molestar. Gente como yo nos enteramos del "Día sin Coches" en las noticias mientras cenábamos. Por favor, que vuelva Benedicto XVI a Madrid. Entonces se producirá el milagro de ver una ciudad amable con los ciudadanos y restrictiva con el contaminante vehículo privado. Quién fuera peregrino.