‘Marketing’ sexista en las barras

Respecto a la carta sobre discriminación detrás de la barra, a mí me ocurrió que fui a pedir trabajo en un pub y al verme vestida normal, o sea, con vaqueros y jersey de manga larga, ya que era en pleno invierno, me dijo que ya me llamaría. Observé que me miraba de arriba abajo y entonces ya supe que jamás me iba a llamar.

A la semana vi a otra chica trabajando allí, muy jovencita y con un escote que casi le llegaba al ombligo en pleno invierno. Así supe que en estos locales sólo contratan a chicas muy jovencitas y provocativas, mientras que a las que somos normalitas, si te descuidas, ni te dejan poner el pie dentro.

Y todo esto es marketing para captar a chicos jóvenes con chicas tras la barra con escotes pronunciados y marcando el pompis. En algunos pubs cuesta más caro el café y a algunos ni les importa, con tal de tener buenas vistas. Cuánto machismo... ¿por qué no contratan a chicos sexies tras las barras? Las mujeres también queremos que la vista se nos alegre un poco.