La fundación de Valencia

La fundación de la ciudad de Valencia se debe a los romanos, hecho perfectamente documentado. El historiador Tito Livio nos transmite la historia de la fundación en su Historia natural, y la placa conmemorativa de la fundación, que se encuentra actualmente en el suelo de la plaza de la Virgen, afirma: «En el año 616 desde la fundación de la ciudad, en el 138 a. C., el cónsul Junio Bruto concedió en Hispania, a los que habían luchado en  tiempo de Viriato, campos y una ciudad llamada Valentia...».

Junio Bruto, después de vencer a Viriato, licencia a aquellos legionarios que habían alcanzado la edad de 50 años y, como era costumbre, les son entregadas tierras para establecerse  tras los largos años de servicio.

Valentia, de donde deriva Valencia, se podría traducir como fuerza o vigor. Como cualquier otra colonia del imperio, Valencia pasa a tener las tradiciones, fiestas y cultura de Roma.

Los valencianos, desde la época romana, han sabido mantener viva esta fiesta del año nuevo pagano y lo que llamamos Fallas no sería más que una hoguera evolucionada y civilizada