Luis Rosales, de la generación del 36: el reconocimiento del poeta suprimido

Luis Rosales
Imagen del poeta Luis Rosales a la salida del Instituto de Cultura Hispánica, en 1972. (Aurora Fierro)
  • Formó parte de la generación del 36, y su toma de partido ha oscurecido buena parte de su poesía.
  • Cien años después de su nacimiento, se le rinde tributo con una exposición y se le busca el hueco que lo salve.

Complicada figura la de este poeta que hubiera cumplido 100 años el próximo 31 de mayo y a quien se dedica una exposición en el centro cultural que lleva el nombre de su obra maestra, La casa encendida, publicada en 1949. Viajará después la muestra a Granada y a Santiago. El título, igual que una de sus obras, claramente poética pero escrita en prosa, El contenido del corazón, editada en 1969.

Al nombre Luis Rosales aún le cuesta deshacerse de sus 'males'

El documental Así he vivido yo, que completa la exposición, trata de desmentir el constante rumor acerca de su relación con la detención de Federico García Lorca (estaba refugiado en casa de los Rosales, de ideología falangista, cuando fue apresado). No son pocos los frentes que arrastra abiertos el poeta y que oscurecen su obra.

Ha habido otros escritores, hoy considerados imprescindibles, a quienes se ha perdonado o en los que no ha pesado tanto como para condenar sus letras. Pero al nombre Luis Rosales (Granada, 31 de mayo 1910, Madrid, 26 de abril de 1992) aún le cuesta deshacerse de sus 'males'.

La generación tachada

Fue uno de los destacados de la generación del 36 (Leopoldo Panero, Luis Felipe Vivanco, Dionisio Ridruejo...) y uno de nuestros imprescindibles de la posguerra, y aunque él mismo supiera que era parte de un grupo poético obligado y destinado a la supresión, conservaba esperanzas en el futuro.

"Sobre esta generación ha girado la historia española", respondía el poeta a Dragó cuando lo entrevistó con motivo de la concesión del Cervantes en 1982, "ha girado como hacen las puertas, forzando el interior y dejando el gozne en el vacío". Añadía la condena a que estaban destinadas sus letras y las de los suyos: "No hay una puerta histórica que gire sino creando un vacío y nosotros hemos sido la generación suprimida, el vacío que necesitaba la historia para seguir siendo historia".

Algún día tendrá esta generación el reconocimiento, el que sea, pero lo tendrá

Sin embargo, él creía en el poder curativo del tiempo, en el hueco por el que quizá se colaría en el futuro el reconocimiento: "Algún día tendrá esta generación el reconocimiento, el que sea, pero lo tendrá. Hicimos un esfuerzo por la continuidad de la cultura". Ahí justo reside la clave de la poesía arraigada con que se ha bautizado la producción de estos poetas. Era una poesía intimista, centrada en lo cotidiano: la familia, la amistad, el hogar, la costumbre, la rutina. Versos con arraigo de quienes se quedaron en España tras la guerra y siguieron publicando.

Fue la publicación de Abril, en 1935, su comienzo oficial en la poesía. El inicio de un poeta que cantó mucho a las cosas pequeñas y cuya poesía ganó en serenidad a medida que pasaron los años. José Bergamín, su amigo, su maestro y su editor, fue quien publicó aquella primera obra de Rosales. Inauguraba con ella la colección en la que irían después poetas como Alberti o Neruda. "Esto me ayudó mucho. Fui publicado en la misma colección en la que saldrían importantes poetas", reconoció. Después vendrían, entre otros, Retablo de Navidad (1940), La casa encendida (1949), Rimas (1951), Diario de una resurrección (1979) y La carta entera (1980).

Un derrame cerebral, que no le costó la vida, interrumpió su escritura y le afectó al habla. Una de las jugarretas del destino. Cuando ya no sólo contaba con un lugar en nuestra cultura sino también en la Real Academia Española (fue nombrado en 1962), le llegaba una dura prueba. Volvió sin embargo a publicar en algunos medios. Y siguió esforzándose por recuperar la normalidad.

Con los pies descalzos

De Bergamín se quedó siempre con una de sus enseñanzas iniciales. "Le dije un día: tengo mucha dificultad en expresar con palabras lo que pienso. Y Bergamín me respondió: Luis, no se escribe con ideas, se escribe con palabras".

Ya mayor reconocería Rosales la verdad de aquella respuesta. Y no sería lo único: llegó a confesar que lo más difícil de todo había sido mantener la vocación de poeta y la mayor tentación, intentar buscar la popularidad. Sobre todo porque el suyo ha sido siempre el género más difícil, más ingrato, más pobre: "La poesía es la más desvalida y menesterosa, anda siempre con los pies descalzos".

He escrito miles y miles de páginas en prosa. He estado media vida... pero siempre me dirán el poeta Rosales

Acaso por ello defendía tanto su faceta como prosista: "He escrito miles y miles de páginas en prosa. He estado media vida... pero siempre me dirán el poeta Rosales".

Apasionado admirador de nuestro más ilustre escritor, le dedicó una de sus obras en prosa: Cervantes y la libertad. La razón: "Jamás ha habido en España un escritor que se haya desenfadado tanto, que haya jugado tanto, que haya trabajado una materia sin hacer, que se haya afirmado y que se haya desmentido tanto como Cervantes".

También en prosa fue la labor que le dio de comer: el periodismo. Y le gustaba tanto que se reivindicaba periodista: "Profesionalmente he sido periodista. No he hecho otra cosa. Mi profesión, periodismo, y mi deseo, periodista. He sido eso vocacional y profesionalmente". Fundó Jerarquía, trabajó en Escorial, colaboró en Isla y Vértice, y dirigió Cuadernos Hispanoamericanos.

Son sin embargo sus versos los que resisten: "El dolor es un largo viaje/ es un largo viaje que nos acerca siempre/ que nos conduce al país donde todos los hombres son iguales".

Autor del año 2010

No son muchos los actos o celebraciones que con motivo de su centenario se están realizando, y tampoco encontramos ediciones de muchas de sus obras (incluidas y sobre todo las fundamentales), que en su mayoría están agotadas. Sólo la antología que hizo de Rosales el poeta Félix Grande en Porque la muerte no interrumpe nada (Sibilina). Sin embargo, Andalucía, tierra del granadino, ha querido nombrarlo Autor del Año 2010. Con esta mención especial al poeta, otorgada en años pasados a Alberti, Ayala, Lorca, Cernuda o María Zambrano, se intenta dar a su figura la altura merecida: la de los nombres más relevantes de nuestra cultura.

No pases de...

Una peli

Domingo de carnaval: No fueron los años de Rosales muy buenos para nuestro cine (ni para ningún arte), pero cabe rescatar a Edgar Neville, director que en aquellos años estrenó varias películas. No todas han pasado a la modernidad en forma de DVD, pero Domingo de carnaval se ha salvado. El punto de partida: un sereno de Madrid encuentra el cadáver de una adinerada prestamista. Vértice, 11,95 €

Un disco

Vestido de luces: Este cantaor flamenco puso música a los versos de Luis Rosales en el homenaje al poeta que se llevó a cabo el pasado sábado en La Casa Encendida. En Vestido de luces se sirve de los textos de grandes autores españoles como Gerardo Diego, Antonio Murciano y Ángel Peralta. En palabras del poeta Félix Grande: "Paco del Pozo canta con la fuerza de su juventud y con la sabiduría de un anciano". Harmonía 9,90 €

Un libro

La casa encendida: Recoge, junto con El contenido del corazón, Diario de una resurrección y La carta entera, la esencia de la obra del autor, imprescindible para acercarse a su poesía. En La casa encendida repasa el poeta su propia experiencia a través de sus queridos versos libres y la combinación de lo coloquial con las metáforas más vanguardistas. Denes, 8,55 €

12 Comentarios
Suscribirse por RSS

Escribir un nuevo comentario

1 Comentario oculto Leer comentario
Dice ser James
1
Avatar genérico
Dice ser James, 06.05.2010 - 13.48h

Ademas tiene dedicado uno de los sitios mas espectaculares de la Sierra de Madrid en el valle de la Fuenfria en Cercedilla.

Ya no puede recibir valoraciones +1
2 Comentario oculto Leer comentario
pepeleches1
2
Avatar de pepeleches1
pepeleches1, 06.05.2010 - 13.54h

    La familia Rosales, conocidos Falangistas de Granada, protegieron en su casa a Garcia Lorca enfrentandose a los militares y eso les trajo problemas después.

    Ya no puede recibir valoraciones +3
    3 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser davinio
    3
    Avatar genérico
    Dice ser davinio, 06.05.2010 - 14.08h

    Dándole a García Lorca todo el inmenso mérito que tiene, la verdad es que todo lo relacionado con él queda injustamente empequeñecido. Por ejemplo, pocos saben algo de Miguel Hernández, pero del gran Federico están mejor informados.

    Ya no puede recibir valoraciones -1
    4 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser Javier
    4
    Avatar genérico
    Dice ser Javier, 06.05.2010 - 14.08h

    Que buenas TERRACITAS hay en el PASEO ROSALES de MADRID. Ideales para las NOCHES de VERANO.

    Ya no puede recibir valoraciones -1
    5 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser Sol KeSol
    5
    Avatar genérico
    Dice ser Sol KeSol, 06.05.2010 - 14.17h

    Tomaron partido y les fue bien durante más de cuarenta años.

    Ahora, si el haber tomado partido en su momento les supone el olvido y el ostracismo... es lo que hay.

    Ya no puede recibir valoraciones +1
    6 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser Sol KeSol
    6
    Avatar genérico
    Dice ser Sol KeSol, 06.05.2010 - 14.18h

    "Fundó Jerarquía, trabajó en Escorial, colaboró en Isla y Vértice, y dirigió Cuadernos Hispanoamericanos."

    Un luchador por la libertad, vaya...

    Ya no puede recibir valoraciones +1
    7 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser Adela
    7
    Avatar genérico
    Dice ser Adela, 06.05.2010 - 14.29h

    ESte tío era mediocre como escritor. Toda su vida estiró el chicle de su "amistad" y "protección" (hay claroscuros) a GArcía LOrca. Cuando llegó la Transición, como tantos otros, se cambió su tradicional camisa azul con la de defensor a ultranza de la libertad, toma ya. Dejando esto a un lado, como escritor, bastante mediocre, repito

    Ya no puede recibir valoraciones -4
    8 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser Asi reventeis de maldad
    8
    Avatar genérico
    Dice ser Asi reventeis de maldad, 06.05.2010 - 15.12h

    Lo que es cierto es que la derecha de este pais mata todo lo que huela a cultura y a progreso.

    Ya no puede recibir valoraciones 0
    9 Comentario oculto Leer comentario
    Dice ser curas que dañan
    9
    Avatar genérico
    Dice ser curas que dañan, 06.05.2010 - 15.56h

    Siendo un fanático de la ideología más afin a Hitler que ha parido España después de la inquisición es absolutamente comprensible y loable cualquier esfuerzo por recobrar su figura para despreciarla ahora, de nuevo, con más razon y agumentos si cabe.

    Lástima que no fueron los hermanos Panero las únicas víctimas de tanta sinrazón.

    Ya no puede recibir valoraciones 0
    10 Comentario oculto Leer comentario
    Lorca
    10
    Avatar genérico
    Lorca, 06.05.2010 - 15.57h

    Quien quiera saber mas acerca de la relacion de Lorca y los Rosales, puede leer el siguiente articulo muy bien documentado, donde entre otras cosas se narra como los falangistas fueron los unicos que hicieron por proteger y salvar a Lorca.

    http://www.falange-autentica.org/article.php?sid=538

    Ya no puede recibir valoraciones +1

    Hemos bloqueado los comentarios y las correcciones de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

    Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios

    Escribir comentario o corrección

    3000 caracteres pendientes

    Introduce el número de la imagen (Código de verificación para prevenir envios automáticos).

    Código seguridad

    Normas para comentar en 20minutos.es
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos