Mette Marit, espiada durante años por su propio padre

La revista noruega del corazón "Se og Hør" montó una operación de espionaje sobre la princesa heredera Mette-Marit, tuvo a sueldo a su padre y cuenta con una red de confidentes en agencias de viajes, aeropuertos y la policía, según un libro publicado hoy por un ex periodista de esta publicación.

"Un día normal en el trabajo" es el relato de las interioridades de la popular revista escrito por Håvard Melnæs, quien durante años fue uno de sus reporteros estrella, y cuyo contenido, que han ido adelantando estos días los diarios noruegos, ha provocado un escándalo.

Melnæs cuenta que en otoño de 2002 fue enviado a Londres por la revista a comprar un bolígrafo con cámara oculta y una moneda con micrófono incorporado, para dárselos a un amigo de la princesa. La revista tenía informaciones sobre las supuestas "fiestas salvajes" que Mette-Marit y su esposo, el príncipe heredero Haakon, con quien contrajo matrimonio un año antes, organizaban en Londres, pero alguien filtró a tiempo los planes de "Se og Hør".

El periodista revela también que durante varios años, el padre de la princesa, Sven O. Høiby, un "playboy" sexagenario, fue su principal fuente de información y que la revista le llegó a pagar entre 300.000 y 400.000 coronas noruegas (37.000 y 49.000 euros) al año y le costeó el traje para la boda de su hija.

El padre de la princesa, Sven O. Høiby, unplay boy sexagenario actuó como delator de las actividades de Mette Marit a cambio de cuantiosas sumas de dinero.



Melnæs, quien transcribe varias conversaciones telefónicas con Sven O., como se le conoce en Noruega, afirma que en colaboración con otros periodistas de la revista y los hermanos de Mette-Marit, impidió que el sexagenario acudiera borracho a visitar a su hija al hospital cuando ésta dio a luz a la princesa Ingrid Alexandra.

En el libro, relata también cómo "policías de peso" facilitaron a "Se og Hør" informaciones sobre antecedentes penales de ex novios, familiares y amigos de Mette-Marit a cambio de dinero. La revista dispone de una red de confidentes en compañías aéreas, instituciones crediticias, agencias de viajes y en aeropuertos que le informan de los movimientos de la familia real.

El redactor jefe de "Se og Hør", Odd J. Nelvik, negó el supuesto plan de espionaje sobre Mette-Marit y acusó a Melnæs de "idear una novela de ladrones en la que yo soy el malo", aunque dijo también que no cree que su revista use métodos distintos a los de los tabloides noruegos "Dagbladet" y "VG".



La Asociación de Prensa Noruega instó a "Se og Hør" a revisar sus métodos de trabajo a raíz de la publicación del libro. Christian Hausvik, abogado de Sven O., acusó al reportero de violar las reglas de confidencialidad entre periodista y fuente. La policía noruega, por medio de su director, Ingelin Killengreen, advirtió que las informaciones sobre supuestos sobornos a agentes serán investigadas.

"Lo crean o no, éste es un libro sobrio sobre mi tiempo en 'Se og Hør'. La realidad es desgraciadamente todavía peor", declaró hoy su autor, para quien se trata de una forma de ajustar cuentas consigo mismo y no una venganza contra su antigua empresa.

La Casa Real ha rechazado pronunciarse sobre las denuncias del libro, cuya primera edición, de 7.000 ejemplares, se agotó en apenas unas horas; la editorial ha anunciado una segunda tirada de 14.000 para el lunes.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/200541/0/Mette/Marit/espiada/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios