Versión impresa

Inmaculada Echevarría: "No es justo vivir así"

  • Navarra de 51 años, sufre distrofia muscular progresiva desde los 11.
  • Permanece inmóvil en un hospital de Granada desde hace nueve.
  • Asegura que no quiere morir como Ramón Sampedro, porque "se dio cuenta de todo y fue muy cruel", pero pide ayuda para acabar con su vida.

Inmaculada Echevarría, navarra de 51 años, sufre desde los 11 años una distrofia muscular progresiva que le ha condenado a vivir en una cama y atada a un respirador en un hospital de Granada.

Encuesta

¿Hay que legalizar la eutanasia en España?

75,89 % (2736 votos)
No
19,83 % (715 votos)
No lo sé
4,27 % (154 votos)

Quiero una inyección que me pare el corazón, una muerte digna y sin dolor

Ha pedido a la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) ayuda para morir, según la información aparecida en El País .

"Estoy harta de vivir así y depender de todo el mundo, quiero una inyección que me pare el corazón, una muerte digna y sin dolor" asegura Inmaculada.

"No es justo vivir así, mi vida es soledad, vacío y opresión", añade Echevarría, que pide, sobre todo, que se respete su decisión de morir porque es "libre" y "nadie tiene que meterse".

Casi inmóvil

Desde los 30 años su inmovilidad es casi completa, sólo mueve los dedos de la mano y los pies y ha perdido la musculatura en cara y lengua, a pesar de lo cual, logra comunicarse mediante el habla.

Bastaría con sedar a Inmaculada y desconectarla del respirador

Miembros de la DMD la visitarán este viernes; aseguran que el procedimiento que solicita Inmaculada es sencillo, "bastaría con sedar a Inmaculada y desconectarla del respirador, un procedimiento similar a la inyección letal que se usa a menudo con enfermos que están en la UVI muy medicalizados".

"Es posible que Inmaculada esté deprimida y reconoce que su enfermedad está pasando por un mal brote, aunque también es cierto que expresa con claridad un deseo y que ha tenido años para meditar" afirman desde la asociación.

"Me noto peor, más cansada, pero no es esta mala racha la que me ha llevado a solicitar ayuda para morir, porque es algo que tengo claro desde hace mucho tiempo" dice Inmaculada.

"Aunque en la vida hay que afrontar lo que viene y aceptarlo, yo no acepto que haya medios que mantengan mi vida", añade.

"Que se respete mi voluntad"

Inmaculada declara que su situación es complicada porque nadie la entiende y, pese a ser consciente de que la legislación no permite la eutanasia, exige respeto hacia su voluntad.

Hace nueve años los médicos le practicaron una traqueotomía y la engancharon de por vida a un ventilador mecánico
Además, lamenta que hace nueve años, cuando la musculatura de su caja torácica dejó de funcionar y ante el peligro de muerte a corto plazo, el equipo médico decidió practicarle una traqueotomía y engancharla de por vida a un ventilador mecánico, en contra de sus deseos.

"La tristeza se apodera de mi cuando pienso en mi situación y en todo lo que quiero decir y nadie me entiende, entonces sólo me queda llorar. Sé que es difícil ponerse en mi lugar pero os pido que lo intentéis", explica Inmaculada en la misiva en la que asegura llevar "mucho tiempo" buscando la manera de "hacerse oír".

Casos parecidos

"Me parece muy bien lo que hicieron" dice, en referencia a personas que han pasado por su situación, casos que han transcendido a los medios de comunicación.

Aunque también asegura que no le gustaría morir como Ramón Sampedro, en cuya vida se inspira la película Mar adentro de Alejandro Amenábar, ya que "aquello fue muy cruel, él se dio cuenta de todo".

¿Eutanasia con amparo legal?

Según la Asociación Derecho a Morir Dignamente, las personas con distrofia muscular progresiva tienen amparo legal para exigir que se les retire la ventilación mecánica y proceder, así, a la llamada "limitación del esfuerzo terapéutico".

La manera de hacerlo legal es a través de una sedación o desconexión del respirador

Un portavoz de la asociación asegura que un enfermo tiene derecho a "rechazar un tratamiento médico" como viene recogido en la Ley General de Sanidad, que data de 1986.

Sin embargo, Echevarría solicita una inyección, lo que sí equivale a una eutanasia, mientras que la manera "de hacerlo legal es a través de una sedación o desconexión del respirador".

Inmaculada rechaza la desconexión del respirador porque es una muerte "muy cruel y angustiosa".

En este segundo caso, la paciente debería pedir la desconexión al hospital. Si este se niega, deberá dirigirse al comité de bioética, explica el portavoz.

Una vez obtenido el dictámen del Comité de Bioética, "habría que ir obrando en consecuencia", concluye.

Por su parte, la Junta de Andalucía se declara no competente para resolver la petición de Echevarría y la consejera de Justicia ha manifestado que no existe una regulación específica estatal sobre la cuestión, por lo que ésta deberá solucionarse en los tribunales.

Mientras, Inmaculada Echevarría espera y se lamenta de que todos manifiesten "muy buenas palabras" pero que "a la hora de la verdad" no hagan "nada".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/163552/0/enferma/eutanasia/Granada/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios