El nexo entre Etxeberria y el caso fue un colaborador habitual de la Policía en la búsqueda de los niños

El nexo entre Etxeberria y el caso fue un colaborador habitual de la Policía en la búsqueda de los niños

El responsable del rastreo por georadar en Las Quemadillas, que también colabora con el experto, despertó su interés por el caso

El dueño del aparato georadar contratado habitualmente por la Policía Nacional para colaborar en la búsqueda de los niños Ruth y José en la finca de Las Quemadillas de Córdoba fue el nexo de unión entre este caso y el experto antropólogo Francisco Etxeberria, el primero en concluir que los restos hallados en la finca no eran de animales, sino de humanos, han informado a Europa Press fuentes de las investigación.

La razón es que este colaborador habitual de la Policía también lo es de Etxeberria en las investigaciones sobre las fosas de la Guerra Civil española en las que este especialista ha desarrollado buena parte de su carrera. Según las fuentes consultadas, fue una conversación informal entre ambos durante una de estas investigaciones lo que despertó el interés del experto, cuya participación ha resultado clave.

La Policía Nacional no cuenta con dispositivos de búsqueda con georadar y cuando precisa de ellos los contrata. Se trata de una herramienta utilizada habitualmente para la búsqueda de cuerpos enterrados ya que sirve para detectar anomalías entre las capas de tierra.

El responsable del georadar le comentó a Etxeberria la investigación en la que estaba colaborando con la Policía en Córdoba y el experto antropólogo se interesó por el caso llegando a trasladar a su interlocutor algunas recomendaciones derivadas de su experiencia en este tipo de situaciones. Sin embargo y según estas mismas fuentes, su interés fue más allá y decidió ponerse en contacto con la acusación particular que ejerce la madre de los niños desaparecidos, Ruth Ortiz.

Contactó con el colegio de abogados

Para ello recurrió al Colegio de Abogados del que depende la abogada de la madre de los niños desaparecidos, donde le facilitaron el contacto de la letrada. Echeverría le propuso entonces y de manera desinteresada analizar de nuevo los restos procedentes de la hoguera hallada en la finca, propiedad de los padres de José Bretón, único imputado por la desaparición de los niños.

Cuando esto ocurrió —entre el final de la primavera y el comienzo del verano— el equipo de investigación de la Unidad de Delitos Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional dirigido por Serafín Castro ya había asumido que sus pesquisas estaban en punto muerto por lo que ya había comenzado a reconstruir el caso.

Es por ello que cuando la abogada de Ruth Ortiz les trasladó el ofrecimiento que le había formulado Echeverría, los responsables policiales aceptaron de buen grado y pusieron todas las facilidades para que se llevase a cabo haciendo llegar al experto antropólogo en primer lugar las fotografías de los restos hallados en la hoguera. Previamente la Policía había recibido la autorización judicial pertinente para ello.

Primer análisis con fotos

Tras un primer análisis de las imágenes, Etxeberria mostró serias dudas acerca de que se tratase de restos de animales como había concluido el primer informe de la forense de la Comisaría General de la Policía Científica. Ante esta novedad, la Policía se puso de nuevo en contacto con la jueza para que recabase su autorización para la apertura de la caja con los restos de la hoguera con el objeto de que pudieran ser analizados en profundidad por el experto.

A efectos de no quebrantar la cadena de custodia de las pruebas, Echeverría se desplazó hasta Madrid y pudo realizar sus investigaciones en el mismo complejo policial de Canillas, situado en el barrio madrileño de Hortaleza en el que se encuentra la sede de la Policía Científica, entre otras dependencias.

El resultado de este trabajo es el informe en que se determina que los restos hallados en la finca de las Quemadillas corresponden a seres humanos inmaduros, como anunció el pasado lunes en rueda de prensa el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Provocó el tercer análisis

Al encontrarse con la contradicción entre el primer informe y el de Echeverría, la Policía encargó a otro experto, José María Bermúdez de Castro, un tercer análisis que también ha venido a ratificar que los restos estudiados son humanos.

Desde la Policía insisten en evitar hablar de error al referirse al primer informe y tan sólo admiten contradicciones. Recuerdan que todo queda en manos de la jueza que investiga los hechos y que ya ha encargado nuevas diligencias para decantarse por una u otra conclusión para proseguir con la investigación que tras la intervención de Echeverria podría continuar avanzando.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1574258/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios