Versión impresa

La belleza de lo errático

Todos lo sabían pero ahora se ha confirmado. Su amor fue de película: tórrido, errático, equivocado. Y, claro, algo así no podía durar. Por mucho empeño que le pusieran. Y lo hicieron. Dos veces. Les habla de la pasión de Richard Burton y Liz Taylor que vuelve a estar de actualidad. Después de tantos años... Unas cartas que han salido a la luz desnudan un Burton sensible, lírico, apasionado y poseído por una pasión destructiva. Esa locura era recíproca. Según mantiene la actriz de los ojos violetas fue el hombre que más la marcó. A ella, que se casó 8 veces.

Se conocieron en 1962 durante el rodaje de “Cleopatra”. Los dos estaban casados. La exhibición impúdica de su amor les valió la reprobación del Vaticano. Pero ellos estaban por encima de eso, del bien y del mal. Dos años después, estaban casados. Pero no fue fácil. Los amores torturados nunca lo son. Ni contigo ni sin ti, como reflejan las cartas que ha permitido publicar Liz con motivo de un libro que verá la luz en breve, “Furious love, Elizabeth Taylor, Richard Burton and the marriage of the century”.

Porque realmente fue un matrimonio que deslumbró por su furia. Salvaje. Aderezado de escándalos, sexo, fama y alcohol. La gata sobre el tejado de zinc sólo se ha dejado una carta en la mesilla de noche, sin compartir. La última que rebició de Burton, después de su muerte. La última tras décadas de un amor por entregas, espistolar, errático. Dicen que la repasa a menudo.

Les deja, tan sólo un fragamento, de una de esas cartas que ella jamás recibirá: “Tienes que saber cuánto te quiero. Tienes que saber lo mal que te trato. Pero lo fundamental, lo más vicioso, guarro, sanguinario e inalterable es que nos malentendemos totalmente el uno al otro".

Y lo dice con cierta tristeza. Porque probablemente a usted, alguna vez, también la hayan tratado como a un trapo. Pero nadie tuvo la decencia de dejarlo por escrito. Y con semejante belleza.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios