Versión impresa

¿Pone Málaga a sus políticos?

La relación entre el Ayuntamiento y la Junta pasa por sus peores momentos a cuenta de las obras del Metro, la reserva de suelo en Soliva para VPO, el auditorio y otros muchos agravios. Bueno, la verdad es que no recuerdo etapas mucho mejores desde que el PP llegó al poder en 1995, hace ya una década.

Por eso llama aún más la atención que algunos políticos cuenten, fuera de micrófono, lo bien que se llevan con rivales de otros partidos a quienes arrancan acuerdos que jamás cuajarían con sus compañeros de siglas en el poder, sea en Sevilla o Madrid. Un concejal me contaba hace poco la fluidez en el trato que ha conseguido con sus homólogos autonómico y nacional, lo desprendidos y sensibles que son ambos a la hora de atender las necesidades de la ciudad (sólo en la materia que este edil gestiona, ojo).

A tal munícipe lo ayuda mucho en esa tarea distinguir entre partido e institución, cosa que no hacen, en general, populares ni socialistas, acostumbrados a tratar el sillón oficial como una extensión de sus siglas. Ojalá Málaga pusiera a sus representantes como Cantabria a su singular presidente, Miguel Ángel Revilla.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios