Versión impresa

Los desajustes del refranero

Balbino, fallecido hace años, me enseñó filosofía en el IES Emilio Prados. Además de comprobar los conocimientos teóricos, nos hacía exámenes con una única pregunta práctica, prueba de madurez y expresión: ¿Qué es la calle? ¿Hasta dónde llega la libertad? ¿Quién merece la categoría de persona? Invirtió 55 minutos (la sesión completa) en tumbar una frase: la excepción confirma la regla.

«¿Qué chorrada es ésa?», afirmaba con vehemencia, pero sin forzar la voz. «Si hay regla, no cabe excepción». El profesor decía esto muy cabreado al mando de una nave que surcaba el océano de los silogismos. Y es que por entonces (93/94) los grumetes aprendíamos lógica. El jueves se me vino a la cabeza aquel Balbino indignado por la invalidez de una premisa cuando edité el faldón de la página dos: «El 60% de las mujeres maltratadas no consiguen volver a enamorarse». Balbino habría desmontado el refranero, pues quien bien te quiere no debería hacerte llorar jamás.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios