Folk de buen oído y Axl de mal reciclaje

Garret Wall 100Esto es, a pequeña escala, lo que puede y debe llamarse una banda. Con su trompeta y su bajo, con un folk mezclado que permanece indeleble en la cabeza de cualquiera una vez escuchado.

El irlandés y ya casi español Garret Wall y sus acertados tres acompañantes nos suenan desde siempre, no en vano esa voz y ese deje han pasado por varios anuncios televisivos de marca y alguna que otra banda sonora. Sky pointing (Mondegreen) es su último trabajo, e incluye cinco temas nuevos y otros tantos revisados.

Melodías claras, limpias y, sobre todo, alegres, como Terra firma o Jealousy, para no perderse, además, en directo. Porque Garret desgrana, a su manera, las notas como si hubiera nacido cantando. Y qué decir del cajón, que convierte ese acústico que es todo el álbum en una rareza bonita; All of the above es el testigo.

Guns N' Roses 100Diecisiete años han tardado los Guns N' Roses en publicar este álbum maldito. Y podrían haber tardado unos cuantos más porque, sinceramente, el señor Don Axl Rose está mayor.

Será la nostalgia, pero hay que esperar al cuarto corte de Chinese democracy (Black Frog/Geffen Records) para escuchar de verdad los grititos inconfundibles de los clásicos, de November rain, de otros tantos temas que hacían levantar brazos y manos al respetable incluso en la soledad de un cuarto.

Aun así, Street of dreams o If the world no se merecen ese pop arrastrado; y no hablemos de, por ejemplo, I.R.S. o, incluso, de Prostitute, sacadas, o no, de cualquier película de superhéroes, por no mentar a Batman. Siempre nos quedarán los riffs.