Minisalud

La salud al día es un miniprograma que mi venerada Telemadrid emite todos los días a eso de las doce de la mañana.

Como habrán podido suponer, no trata temas de punto de cruz  y petipuá, sino de salud. He dicho miniprograma porque dura cinco minutos. Si lo ves empezar y la naturaleza hace su llamada, más vale que te aguantes, porque como vayas a aliviarte te lo pierdes entero.
El caso es que en esos cinco minutos han sabido hacer un programa excelente. Didáctico, para nada alarmista, sosegado, riguroso, pero claro y divulgativo.

Además de ser un buen programa, es muy práctico para amargar la vida a los conocidos. Si en el bar ese amigo gorrón, al que le has pagado ya tres cañas, te dice que le duele la ingle, tú le puedes decir, con erudición y muy serio, «eso es una hernia inguinal, que lo he visto en la tele, te quedan tres días». Aunque no sea verdad, el efecto sobre sus ganas de beber a tu costa será muy gratificante.

Me gusta el programilla. Si consigo que me firmen las recetas en la tele, me voy a cambiar de médico de cabecera. Total, el mío tampoco me escucha…