Conociendo a Jane Austen

Conociendo a Jane Austen - Cartel
Título V.O.:
The Jane Austen Book Club
Año de producción:
2007
Distribuidora:
Sony Pictures
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 7 años
Estreno:
8 de febrero de 2008
Director:
Robin Swincord
Guión:
Robin Swicord
Música:
Aaron Zigman
Fotografía:
John Toon
Intérpretes:
Kevin Zegers (Trey), Amy Brenneman (Sylvia), Lynn Redgrave (Sky), Kathy Baker (Bernadette), Maria Bello (Jocelyn), Marc Blucas (Dean), Nancy Travis (Cat), Jimmy Smits (Daniel), Hugh Dancy (Grigg), Maggie Grace (Allegra), Emily Blunt (Prudie), Parisa Fitz-Henley (Corinne), Gwendolyn Yeo (Dra. Samantha Yep)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Bernadette, una mujer madura con seis matrimonios a cuestas, decide organizar un club de lectura dedicado a la escritora Jane Austen. A él se unen Jocelyn, Sylvia, Allegra, Prudie y Grigg, el único hombre. Durante seis meses, estos seis californianos se van a dar cuenta de que el mundo en el que viven tiene los mismos problemas sociales y amorosos que atormentaban a Austen en la Inglaterra del siglo XIX. Gracias a sus novelas, encontrarán consejos y advertencias para vivir sus propias historias.

"Conociendo a Jane Austen" es un drama romántico basado en el best seller "El club de lectura de Jane Austen", escrito por Karen Joy Fowler. La película sigue la vida de seis personajes contemporáneos, con sus problemas personales y amorosos, utilizando para ello el mundo literario de su admirada Jane Austen. La encargada de la dirección ha sido la debutante Robin Swicord, que vuelve a adaptar un guión después del éxito de "Memorias de una Geisha". Uno de los puntos fuertes de la cinta es el paralelismo que se establece entre la vida de los protagonistas y novelas tan famosas como "Orgullo y prejuicio", "Emma" o "Sentido y sensibilidad".

Enel reparto encontramos a un ramillete muy diverso de actrices encabezado por Kathy Baker (Nueve vidas, Todos los hombres del rey), Maria Bello (Gracias por fumar) y Amy Brenneman (Cosas que diría con sólo mirarla). Las más jovencitas son Maggie Grace (Terror en la niebla) y Emily Blunt (El diablo viste de Prada). Entre los actores, destacan Hugh Dancy (Disparando a perros, Savage Grace) y Jimmy Smits, el legendario Victor Sifuentes de la serie de los 80, "La Ley de Los Ángeles".

Crítica

Es muy cuestionable la idea de que a obra de Jane Austen tenga efectos balsámicos al punto de encarrilar vidas descarriadas, pero detrás de toda la fábula ultra romántica alta en calorías que se esconde detrás de la insignificante "Conociendo a Jane Austen" hay una reivindicación muy pertinente acerca de la vigencia de la fértil producción literaria de la escritora inglesa en los vaivenes del presente. La cinta de Robin Swicord no sabe qué significa la palabra espontáneo, ni quiere saber. Su único empeño es aprovechar el filón comercial adulto en Europa y América que el cine ha descubierto recientemente en el legado libresco de Austen. Así, de lo que se trata es de sacar tajada de la inercia acarreada por títulos como "Orgullo y prejuicio" o "La joven Jane Austen" poniendo en imágenes la muy solicitada novela de Karen Joy Fowler, con dos terrones de azúcar y vasos de plástico de Starbucks por doquier, cantando las bondades de la literatura clásica en una modernidad que parece circular a velocidades bien diversas a las que inmortalizaba el bucólico elitismo literario de la autora de "Sentido y sensibilidad".

"Conociendo a Jane Austen" es una película ñoña y sensiblera estructurada con tiralíneas en un forzadísimo intento de adecuar las miserias sentimentales y emocionales de un grupo de americanos cosmopolitas de clase media de nivel cultural medio alto que han perdido el control de sus vidas y que encuentran pautas de recomposición en las páginas de las obras más emblemáticas de la bibliografía Austen. Swicord se afana en conferir ritmo orquestal a la propuesta, compartimentando el relato en una serie de forzadísimos encuentros entre un puñado de californianos arquetípicos que amortiguan sus penas poniendo en común puntos de vista acerca de los libros que determinan la temática de sus reuniones. Cada capítulo corresponde a una de las novelas en cuestión: "Emma", "Persuasión", "Orgullo y prejuicio", "Sentido y sensibilidad" y sistemáticamente los asistentes a las reuniones-terapia, qué casualidad, padecen las mismas penas que los personajes de los libros objeto de estudio.

Los azares tormentosos que manan de las páginas de los volúmenes se confunden en una cochambrosa sucesión de postizas confluencias con las tribulaciones románticas o no de los ensimismados lectores que, faltaría más, parecen reedificar sus respectivas estabilidades a la par que lo hacen los arquetipos austenianos. Nada resulta creíble, humano o medianamente honesto en esta sesión de literatura con miel sintética, más allá del overbooking de buenas intenciones y el buen rollo epidérmico de un planteamiento noble que no cristaliza en nada hipotéticamente salvable. Swicord simplemente no tiene talla para coordinar con dignidad semejante atracón de pretensiones.

Últimas películas del género Drama