Injusticia con una guardería

Desde aquí quiero manifestar mi repulsa hacia la concesión que ha hecho la Comunidad de Madrid a la empresa Clece para la gestión de la Escuela Infantil "Los Sauces" de Valdemoro. Se ha valorado muchísimo más el proyecto económico que el educativo. El proyecto educativo es lo que más se debería valorar en estos casos, o eso pensaba yo. La susodicha empresa ha sacado una puntuación de 9,30 sobre 45 puntos posibles y la empresa Calanda, actual gestora, ha obtenido 35,5 sobre 45.

Lo único que me queda por decir, ya que como siempre no podemos hacer otra cosa, es ¡gracias! Gracias a todo el personal que trabaja en "Los Sauces", por ser parte de mi familia, nunca os olvidaremos porque sois un equipo profesional como la copa de un pino, se nota que hacéis vuestro trabajo desde el amor que sentís hacía nuestros pequeños y eso se nota por cómo entran ellos cada mañana corriendo a su cole y como salen de felices, que a los papás/mamás nos cuesta un triunfo sacarles de allí.

Ha sido una injusticia lo que nos han hecho a todos y nos encontraremos en septiembre con otro personal, que mi hijo que lleva ahí desde que era un bebé de tan sólo 4 meses ya no encontrará. No encontrará a Gema ni Isabel, sus profes de referencia, ni a Cristina que le vio nacer, ni a Patricia, Raúl, Elena, Sabina, Leonor... personas que además de todo el sufrimiento que tienen ahora por no volver a ver a sus peques otros años mas, se les añade la incertidumbre de su futuro laboral.