La broma del alcalde

Prohibir la venta de artículos de broma en los puestos de la Plaza Mayor

El colmo de lo absurdo. Sólo así se me ocurre describir la última gallardonada en Madrid: prohibir la venta de artículos de broma en los puestos de la Plaza Mayor para preservar la tradición navideña. No encuentro cuál será la causa oculta para hacer esto (siempre la hay), pero alguien debería pararse a pensar que la venta de adornos y figuras de belén se mantiene, como mucho, hasta el día 24 de diciembre.

A partir de ahí, que el señor alcalde me explique qué van a hacer los comerciantes sin vender artículos para el día de los Inocentes, cotillones, etc. Es para reírse y echarse las manos a la cabeza por las ocurrencias de nuestro Ayuntamiento.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios