Línea 28 de Tussam

Indignante la situación que estamos viviendo los usuarios de la línea 28 de Tussam. Solíamos presumir de que los autobuses pasaban cada 4 minutos y los conductores eran simpáticos. Veo bien que los trabajadores se pongan en huelga para reivindicar sus derechos, pero es intolerable las negligencias que están cometiendo: poner el cartel de «fuera de servicio» cuando quieren pasar de la parada, parones de 15 minutos, ir a 40 km/h por un sitio limitado a 80, irse cuando ven a una persona corriendo hacia el autobús... medidas que nos hacen llegar tarde a nuestras obligaciones.

¿Ésa es su forma de quejarse? Y ahora dicen que, a partir de mañana, huelga indefinida. ¿Otra huelga? Incomprensible.