En defensa de los jabalíes de Collserola

En Collserola hace años que un grupo de jabalíes convive pacíficamente con los barceloneses, que cuidan de ellos y enseñan a sus hijos a respetar a los animales y a la naturaleza.

A raíz de una venganza personal, ha llegado el caso a la prensa, que en buena parte ha exagerado la situación, y los ha convertido en un terrible peligro para la supervivencia de la humanidad.

Esos animales tenían nombre, tenían sus crías, trataban a sus cuidadores con el mayor cariño, les guardaban comida en algunas tiendas, y ahora están muertos a balazos. Incluso suben cazadores espontáneos. Los vecinos están deshechos, con regueros de sangre en sus calles donde antes había animales vivos y cercanos, y la instigadora tiene su venganza.

Nadie dice que les han destrozado el hábitat con edificios y los han abocado al hambre, nadie acepta crear para ellos una zona protegida que sea el orgullo de Barcelona.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios