Operación de senos mortal

He sentido dolor y frustración por la noticia del fallecimiento de una mujer de 20 años, con toda la vida por delante, debido a una operación para aumentar sus senos. Tal vez a Natalia Isabel, que era muy guapa, nadie le dijo que la auténtica belleza se lleva en el interior; que la felicidad no se obtiene con la imagen, porque la felicidad se gana día a día, viendo salir el sol, luchando por la vida, cosa que ella ya no podrá hacer.


Que la seguridad en uno mismo se obtiene mimándose el alma, y no el cuerpo. Y que quien nos quiera nos ha de querer como seamos, con nuestros defectos y virtudes. Reflexionemos.