Vacaciones urbanas y con playa, la combinación perfecta en Barcelona y la Costa Brava

  • La Ciudad Condal y la costa de Girona ofrecen muchos atractivos para disfrutar de unos días libres en verano.
  • Playa, diversión, patrimonio, naturaleza… sin recorrer muchos kilómetros se puede disfrutar de todo. 
La Costa Brava cuenta con bellas calas como Aiguablava en las que disfrutar del mar y el sol.
La Costa Brava cuenta con bellas calas como Aiguablava en las que disfrutar del mar y el sol.
Elisabeth Agustín / Unsplash

Si todavía estás buscando destino para tus vacaciones de agosto, la combinación del atractivo urbano de Barcelona y la naturaleza salvaje de las calas y acantilados de la Costa Brava son una de las mejores alternativas que vas a encontrar para disfrutar de un verano completo en el que no falte de nada.

Un código descuento Expedia permite, además, poder elegir el mejor alojamiento tanto en la capital catalana como en los pueblos llenos de encanto de la costa de Girona o alquilar el coche que necesitarás para hacer la ruta con el mejor precio.

Apenas unos kilómetros separan a la urbe de esta costa que encadena calas, playas y acantilados en parajes en los que la naturaleza se alterna con pueblos que todavía conservan su sabor mediterráneo. Un plan perfecto para unos días de vacaciones.

¿Qué ver en Barcelona?

El Park Güell y toda la obra de Gaudí es uno de los grandes atractivos de Barcelona.
El Park Güell y toda la obra de Gaudí es uno de los grandes atractivos de Barcelona.
Daniel Corneschi / Unsplash

Barcelona es una ciudad que puede dejarte agotado y feliz tras intentar recorrer sus monumentos y espacios de interés en apenas unos días o regalarte jornadas de relax entre restaurantes de moda, aperitivos en encantadoras sofisticadas terrazas y tiendas en las que encontrar las mejores marcas o las propuestas más originales en artesanía y moda alternativa.

Lo mejor es una combinación de las dos caras de la ciudad empezando con la imprescindible visita a la Sagrada Familia, La Pedrera y el Park Güell para admirar las obras eternas de Gaudí y, si hay tiempo, las casas Lleó Morera, Amatller y Batlló, entre las calles Consell de Cent y Aragó para tener una visión más global del Modernismo catalán.

La majestuosa Catedral y su claustro gótico es otra de las visitas obligadas en Barcelona.
La majestuosa Catedral y su claustro gótico es otra de las visitas obligadas en Barcelona.
W K / Unsplash

El Barri Gòtic y, especialmente, la Catedral es otra de las zonas que no pueden faltar cuando te preguntas qué ver en Barcelona. No hay que perdérsela, ni tampoco Santa María del Mar, la joya del gótico que alcanzó aún más fama tras el éxito literario de La Catedral del Mar y la Plaça del Rei, con los edificios del Ayuntamiento y la Generalitat.

Barcelona es la gran capital del Modernismo en España y Europa con el sello inconfundible de Gaudí.
Barcelona es la gran capital del Modernismo en España y Europa con el sello inconfundible de Gaudí.
Visit Barcelona

Pero Barcelona es mucho más porque hay que pasear por La Rambla y por el Passeig y el barrio de Gràcia con sus tiendas de artesanos y diseñadores independientes y su gran variedad de restaurantes. Si hay tiempo no hay que perder la oportunidad de escaparse a la playa de La Barceloneta y subir al mirador de la estatua de Colón. Montjuic es otro de los lugares importantes para disfrutar de la Fundació Miró o del Museu Nacional d’Art de Catalunya.

¿Cómo ir de Barcelona a la Costa Brava?

Muchas de las playas de la Costa Brava mantienen aún todo su encanto marinero.
Muchas de las playas de la Costa Brava mantienen aún todo su encanto marinero.
Kiran Gurung / Unsplash

La distancia entre Barcelona y la Costa Brava es de unos 72 kilómetros, una hora en coche aproximadamente desde la Ciudad Condal hasta Blanes. Recibe este nombre la franja costera de unos 200 kilómetros de longitud que se extiende desde Blanes hasta Portbou, en la frontera francesa. La mejor forma de recorrerla es alquilando un coche porque ofrece más libertad para parar donde se prefiera.

¿Qué hacer en la Costa Brava?

Después de la experiencia urbana que supone visitar Barcelona, la Costa Brava y sus pueblos es un lugar lleno de encanto y paz. Tossa de Mar es la primera parada con un casco antiguo, la Vila Nova, por el que es una delicia callejear hasta llegar al faro y el castillo en la zona alta.

Tossa de Mar cuenta con un impresionante casco antiguo situado a un paso del mar.
Tossa de Mar cuenta con un impresionante casco antiguo situado a un paso del mar.
Aleix Vanetayol / Unsplash

Palafrugell y, sobre todo, Begur, son también localidades con mucho atractivo, especialmente Begur. Los amantes de los deportes náuticos tienen en Estartit una parada obligatoria. Es una zona que cuenta con una amplia oferta deportiva y, especialmente de submarinismo con la reserva marina de las Islas Medas a un paso.

Alternativas para todos

Si buscas deporte, Estartit es un destino obligado; si la historia es tu pasión, el yacimiento de Empúries, la primera colonia griega de la Península, te encantará; y si lo tuyo es el arte, un poco más arriba, Cadaqués permite sumergirse de lleno en el universo de Dalí con su casa-museo en Portlligat y también en una localidad que conserva el más puro sabor mediterráneo.

Cadaqués es un pueblo turístico y marinero que une a su encanto la Casa-Museo de Dalí.
Cadaqués es un pueblo turístico y marinero que une a su encanto la Casa-Museo de Dalí.
Saúl Mercado / Unsplash

La naturaleza tiene también su espacio en la parte más septentrional de la Costa Brava. El Cabo de Creus ofrece espectaculares acantilados y una costa escarpada y rocosa y frondosos bosques en el interior. No hay que olvidar que los Pirineos están a un paso para alargar aún más las vacaciones si quedan días libres.

¿Cuál es la mejor playa de la Costa Brava?

Pero en unas vacaciones de verano en la Costa Brava las playas son las protagonistas y, aunque las hay muy bellas, la más bonita es, sin duda, Aiguablava, en Begur. Rodeada de bosques de pinos, de arena y con unas aguas color turquesa que llaman a bañarse, Aiguablava es una las paradas obligadas cuando hablamos de las playas de Costa Brava.

La cala de Aiguablava, en Begur, es una de las más bonitas de la Costa Brava y de toda Cataluña.
La cala de Aiguablava, en Begur, es una de las más bonitas de la Costa Brava y de toda Cataluña.
Visit Begur

Todavía en Blanes y, por tanto, cerca de Barcelona, la Playa de Treumal, bajo la zona protegida y el jardín botánico de Pinya de Rosa es otra de las playas más bonitas que podrás encontrar. Es Codolar, en Tossa de Mar; Cala Rovira, en Platja d’Aro; o Sa Tuna para una opción más urbana son otras alternativas.

Barcelona y la Costa Brava son perfectas para esas vacaciones largas, variadas y con mucho sabor a mar que estabas deseando, una buena opción para vivir intensamente un verano diferente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento