Una de las rutas más increíbles de España: puentes colgantes entre la naturaleza y un antiguo monasterio escondido

En tierras gallegas se extiende uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Aquí podremos hacer impresionantes recorridos entre la vegetación junto a las aguas de un río.
Puente colgante en Fragas do Eume.
Puente colgante en Fragas do Eume.
Puente colgante en Fragas do Eume.
Puente colgante en Fragas do Eume.
Xunta de Galicia

Las Fragas de Eume son uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados no solo de España, sino de toda Europa. Este se extiende por tierras gallegas, en A Coruña, y lo forma una frondosa extensión de naturaleza de 9.000 hectáreas atravesada por el río Eume. Por estos parajes podremos hacer increíbles rutas de senderismo, como la Ruta dos Encomendeiros, que nos lleva por lugares tan fascinantes como puentes colgantes envueltos de vegetación o antiguos monasterios escondidos entre la maleza.

Ruta dos Encomendeiros

El río Eume se abre paso a lo largo de 100 kilómetros, creando un profundo cañón hacia el final de su recorrido. El resultado ha sido una garganta natural con enormes paredes que alcanzan los 300 metros de altura en algunos puntos. Para conocer este espectacular paisaje podemos hacer la Ruta dos Encomendeiros, con 11 kilómetros de largo (solo ida) y dificultad fácil.

El recorrido parte del Centro de Interpretación de las Fragas del Eume, donde encontraremos un parking para dejar el coche. Lo primero que haremos será caminar 2,7 kilómetros en dirección al Puente colgante de Cal Grande, que cruza el río Eume regalándonos unas vistas impresionantes del entorno. Así, llegaremos a la otra orilla y nos adentraremos de lleno en la vegetación, en un paraje con todas las tonalidades de verde y una gran variedad de especies de árboles, desde robles y helechos hasta abedules y castaños.

Fragas do Eume.
Puente de Caaveiro
PEDRE / iStock

Seguiremos caminando por la margen izquierda del río hasta llegar, 3 kilómetros después, hasta el Puente colgante de Fornelos. En este caso no tendremos que cruzarlo, pero podemos caminar sobre él para disfrutar de las vistas y tomarnos alguna foto. Retomamos la senda y continuamos andando hasta la confluencia con el río Sesín, un afluente del Eume. Un puente nos permite cruzarlo y llegar hasta el Puente de Caaveiro, una impresionante construcción románica oculta entre la maleza.

Ahora, tendremos que subir un camino empedrado que nos conduce al antiguo Monasterio de Caaveiro, construido en el siglo IX sobre un saliente rocoso. El antiguo cenobio, que mezcla los estilos románico y barroco, crea un contraste perfecto con la vegetación que lo rodea y conserva su portería-campanario, la celda de los monjes y parte de la iglesia y las cocinas.

Monasterio de Caavaeiro.
Monasterio de Caavaeiro.
David Pedre / iStock

Ya solo nos quedará bajar hasta el Puente de Santa Cristina y regresar por el otro lado del río, por donde pasa la carretera, hasta llegar de nuevo al Centro de Interpretación.

Cómo llegar al Centro de Interpretación

El trayecto entre la ciudad de A Coruña y el Centro de Interpretación del Eume es de alrededor de 40 minutos en coche por la AP-9.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento