El Parador en un castillo medieval donde se alojaron Velázquez y varios reyes de España

La fortaleza original data del siglo X, sin embargo, en el siglo XVI sufrió una serie de reformas y ampliaciones bajo el reinado de Carlos V, de ahí su nombre actual. A día de hoy, acoge un encantador hotel que no pierde su esencia histórica.
Parador de Hondarribia (Castillo de Carlos V).
Parador de Hondarribia (Castillo de Carlos V).
iStock
Parador de Hondarribia (Castillo de Carlos V).

Hondarribia es uno de los pueblos con más encanto del País Vasco. Esta localidad guipuzcoana (que oficialmente tiene el título de ciudad desde el siglo XVII tras vencer varias batallas contra los franceses) nos espera con rincones mágicos como las plazas del Obispo y de Armas, la Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano, y la Puerta de Santa María, una de las entradas que tenía la antigua muralla.

La zona de la playa y su dinámica escena gastronómica se suman a los atractivos de Hondarribia. Y si buscamos un alojamiento que esté a la altura, una buena opción es su Parador, ubicado nada más y nada menos que en un castillo medieval del siglo X que gozó de una gran importancia estratégica al ubicarse en la frontera de España y Francia.

El Castillo de Carlos V

En la Plaza de Armas, la presencia del Castillo de Carlos V atrae todas las miradas. La fortaleza original data del siglo X y fue construida por el rey Sancho II de Pamplona. Años después, ya en el siglo XVI, sufrió una serie de reformas y ampliaciones bajo el reinado de Carlos V, de ahí su nombre actual.

Jardín del Parador de Hondarribia.
Jardín del Parador de Hondarribia.
Paradores

El castillo estaba situado en un punto perfecto para la defensa del pueblo, justo en lo alto de una colina con vistas al río Bidasoa, a Hendaya y a la bahía de Txingudi. Es por ello que el edificio "fue principalmente utilizado como cuartel y también como casa del gobernador", tal y como señalan desde Turismo del País Vasco.

Entre estos muros de piedra habitaron importantes personalidades de la época como Velázquez o los reyes Carlos V, Felipe IV y Felipe V. Asimismo, la fortaleza fue escenario de largas batallas que le ocasionaron importantes daños estructurales, tal y como ocurrió por ejemplo a finales del siglo XVIII a manos de las tropas francesas. El resultado fue que el castillo permaneció en ruinas durante mucho tiempo hasta que fue rehabilitado y convertido en Parador Nacional en 1968.

Salón con tapices en el Parador de Hondarribia.
Salón con tapices en el Parador de Hondarribia.
Paradores

Así es el Parador de Hondarribia

El Parador de Hondarribia, con sus gruesos y altos muros, combina a la perfección la modernidad con la esencia histórica. A las cómodas habitaciones, se suman amplios salones con mobiliario de época y preciosos tapices diseñados por Rubens con el tema de la Historia de Aquiles. También cabe destacar su terraza con vistas al mar y su jardín donde la vegetación y la piedra se funden en una pintoresca postal.

Y no hay que olvidar la parte gastronómica del hotel. Aunque el Parador con cuenta con un restaurante, sí que son de digna mención los productos de su buffet de desayuno y su cafetería: productos locales y repostería artesanal, como los quesos de Iparralde, las anchoas de Guetaria y una selección de bizcochos y tartas elaboradas artesanalmente en el propio Parador.

Habitación en el Parador de Hondarribia.
Habitación en el Parador de Hondarribia.
Paradores

Cómo llegar a Hondarribia

El trayecto en coche desde la ciudad de San Sebastián hasta Hondarribia es de aproximadamente 25 min por la GI-20. Desde Bilbao asciende a 1 hora y 20 minutos por la AP-8.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento