El Parador en un palacio renacentista donde se hospedó Napoleón

Este edificio histórico se encuentra en el pueblo de Argómaniz y brinda a los clientes unas espectaculares vistas de la llanura alavesa.
Parador de Argómaniz.
Parador de Argómaniz.
Paradores
Parador de Argómaniz.

El pequeño pueblo de Argómaniz se extiende por el municipio de Elburgo, en la provincia de Álava, con un curioso patrimonio arquitectónico, marcado por la Iglesia de San Andrés, que data de finales del siglo XV, y la Ermita de San Pedro de Quilchano, de estilo románico. Sin embargo, más allá de sus edificios religiosos, la construcción más relevante es el Palacio de los Larrea.

Este acoge a día de hoy uno de los Paradores de la amplia red que cuenta con alojamientos en todas partes de España. El Parador de Argómariz ofrece a los clientes una oportunidad perfecta para dormir en un edificio histórico, con un bonito estilo renacentista y un restaurante de cocina regional vasca.

El Parador de Argómariz

El Parador de Argómaniz se encuentra en un elegante palacio renacentista con unas espectaculares vistas de la llanura alavesa y la Sierra de Gorbea. Este edificio histórico se levantó en el año 1712 y en él "se hospedó Napoleón antes de asaltar Vitoria-Gasteiz", tal y como explican desde Turismo del País Vasco, ya que se utilizó como cuartel general de las tropas francesas.

Parador de Argómaniz.
Parador de Argómaniz.
Paradores

En la fachada luce el escudo de la familia Larrea y en su interior destacan los amplios salones, decorados con muebles de madera noble. Sin embargo, cabe destacar que antes de ser un palacio, la construcción fue el convento de los Carmelitas Descalzos.

Un restaurante tradicional vasco

El Parador cuenta con un salón de conferencias, jardín, sala de juegos, parking exterior y un espacio gastronómico. Se suman sus cómodas habitaciones, que lucen una bonita y detallada decoración que no pierde la esencia histórica del edificio.

Habitación en el Parador de Argómaniz.
Habitación en el Parador de Argómaniz.
Paradores

Por supuesto, también cabe destacar el restaurante del hotel, ubicado en lo que sería el antiguo granero del palacio. El Restaurante Aletegui ofrece a los comensales una cocina de mercado y temporada, "de corte tradicional vasco, pero adaptada en ejecución y presentación", detallan desde Paradores. Así, podremos deleitarnos con platos como el bacalao Club Ranero, el pastel de setas silvestres sobre salsa de hongos, el rabo de toro y el goxua.

Cómo llegar al Parador de Argómaniz

El trayecto en coche desde la ciudad de Vitoria hasta el Parador de Argómaniz es de tan solo 17 minutos por la N-104.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento