Logo del sitio

El siniestro parque lleno de calaveras gigantes en Navarra

Parque de los Desvelados.
Parque de los Desvelados.
Lanpernas / Flickr

Un parque de frondosa vegetación, ambiente tranquilo y decorado con esculturas. Suena bien, ¿no? Pero si esas esculturas tienen forma de calaveras gigantes la cosa cambia. Este lugar de ambiente tan tenebroso existe y se encuentra en Navarra bajo el nombre de Parque de los Desvelados. Se trata de una obra de arte que invita a los visitantes a reflexionar sobre la vida y, por supuesto, la muerte.

El origen del parque

El artista Luis García es quien se encuentra detrás del Parque de los Desvelados. Durante más de treinta años, este escultor y pintor expresionista nacido en Melilla estuvo construyendo las esculturas de calaveras en una zona verde a las afueras de la localidad navarra de Estella utilizando palos de zumaque, mallas y pintura como materiales.

García estuvo viviendo en varias ciudades españolas, incluso en Brasil y en Francia. En este último destino conoció a la que sería su mujer, Carmen Eguaras. La joven era originaria de Estella, de modo que el artista quedó ligado para siempre a esas tierras navarras. Entonces, desde la década de los 70, García emprendió su proyecto y empezó a crear esta curiosa obra en un terreno particular.

Un reflexión sobre la vida y la muerte

Con gran dedicación Luis García dedicó entre cuatro y cinco años para crear cada una de esas enormes figuras en forma de calavera. El objetivo era invitar a los visitantes a reflexionar sobre la vida y la muerte. Por ello, también añadió otros elementos para concienciar sobre los accidentes de tráfico: coches destrozados o incluso un carrito de bebé destruido por un atropello.

Parque de los Desvelados.
Parque de los Desvelados.
Joost / Flickr

Desgraciadamente, Luis García murió hace 14 años a la edad de 81 años, pero su legado sigue en pie. Este espacio, a pesar de estar en una propiedad privada, permanece abierto y con acceso gratuito, tal y como él lo mantuvo siempre. Sin embargo, con el paso del tiempo las calaveras se han ido deteriorando y la maleza ha ido creciendo de forma descontrolada, lo que ha hecho que el parque adquiera un ambiente aún más siniestro.

Cómo llegar al Parque de los Desvelados

El trayecto entre la ciudad de Pamplona y Estella es de alrededor de 35 minutos por la A-12. Una vez allí, hay que dirigirse hacia el noreste por una pequeña carretera sin nombre que sale de la calle los Cordeleros subiendo el monte. Cuando llevemos 1,5 km de recorrido, habrá que tomar un desvío hacia la derecha y seguir otro medio kilómetros hasta que por fin lleguemos al parque. Es recomendable usar el GPS porque el camino no está señalizado.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento