Logo del sitio

El pueblo español construido alrededor de un monasterio que aspira a estar entre los mejores del mundo para hacer turismo

Guadalupe, Cáceres
Guadalupe, Cáceres
Getty Images/iStockphoto
 Guadalupe, Cáceres
Externos

Bien es conocido el encanto del turismo rural de nuestro país. Este se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas en los últimos años, y no es para menos, ya que sus pueblos ofrecen una fascinante combinación de historia, cultura, gastronomía y naturaleza. 

En este sentido, Guadalupe, ubicado en Cáceres (Extremadura) es un claro ejemplo de pueblo rural, puesto que cumple con todas esas características. Además, alberga uno de los patrimonios históricos y culturales más importantes de todo el país que se traduce en el espectacular Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. 

Por ello, todo su conjunto monumental, gastronómico y natural ha hecho que, junto con Alquézar (Huesca) y Rupit (Barcelona), sea una de las candidaturas que ha presentado España a la segunda edición del programa Best Tourism Villages (Mejores Pueblos Turísticos). Esta iniciativa ha sido creada por la Organización Mundial del Turismo para premiar a los pueblos que sean un buen ejemplo de turismo rural, a la par que demuestran un compromiso con la sostenibilidad.

El origen de Guadalupe

Este pueblo tiene su origen en una profunda unión con la imagen de la Virgen de Guadalupe. Según se cuenta, esta fue esculpida por San Lucas y enterrada junto a él en Asia, y además, se le atribuyen varios milagros. Sin embargo, fue su aparición a un pastor de Cáceres lo que hizo que se levantara una ermita en esta localización, alrededor de la cual se fueron asentando diferentes poblados.

Ya en la Edad Media, concretamente en el año 1348, el rey concede al abad el título de señor de la puebla, quedando como señorío hasta la creación del Ayuntamiento Constitucional en 1820. A día de hoy, el pueblo se mantiene como un destino religioso, además de ser una preciosa localidad con multitud de puntos de interés. El más importante es el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, pero su núcleo urbano ofrece también numerosos atractivos, así como su entorno, la Sierra de Villauercas. 

Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Guadalupe, Cáceres
Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Guadalupe, Cáceres
Getty Images/iStockphoto

El Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe

La construcción de este monasterio tiene su origen en la ya mencionada aparición de la Virgen al pastor cacereño. Este levantó una ermita en su honor y, en el año 1337, el rey Alfonso XI decidió ampliarla y construir una iglesia mudéjar, la cual declaró Santuario Real. Sin embargo, el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe se ha levantado tres veces, siendo el actual de estilo gótico

El Santuario tiene planta de cruz latina y tres naves, crucero, cabecera y ábside poligonal. En su retablo mayor se pueden contemplar esculturas de Jorge Manuel Theotocópuli, hijo de El Greco. Además, cuenta con dos claustros, uno de estilo mudéjar, de los más bellos en su estilo. El otro alberga un templete central que se atribuye a Fray Juan de Sevilla y en él se pueden admirar algunos lienzos con representaciones de milagros de la Virgen. 

Por otro lado, algo imprescindible en la visita al monasterio son sus museos. El primero, de bordados, cuenta con trabajos artesanales realizados en el mismo convento; el segundo es de libros miniados y se encuentra en el claustro mudéjar, y el de pintura y escultura permite contemplar obras del El Greco y Goya

En cuanto al precio, el acceso es gratuito si solo se desea visitar la Basílica y el claustro gótico, pero si se quiere acceder a las dependencias y ver el monasterio en profundidad el coste es de 5 € (solo visita guiada). Por su parte, el horario es de 9:30 horas a 12:50 horas y de 15:30 horas a 17:50 horas. 

Monasterio de Guadalupe, Cáceres

Un hermoso casco histórico

Aparte del imponente Santuario, Guadalupe ofrece multitud de atractivos, entre los que destaca su pintoresco casco antiguo. Perteneciente a los siglos XIV y XVI, un paseo por sus calles deja ver y descubrir los entresijos y secretos de este bonito pueblo. Sus calles conducirán al viajero a los rincones más encantadores como la Plaza de Santa María de Guadalupe; el Colegio de Infantes o de Gramática (siglo XVI), que es hoy Parador Nacional de Turismo, o el conjunto de Hospitales. 

Cabe destacar también otros puntos de interés como la iglesia barroca de la Santa Trinidad, los cinco arcos medievales repartidos por la muralla o la plazuela y la fuente de los Tres Chorros. Además, para los más aventureros, los valles de alrededor ofrecen diferentes senderos en los que se pueden descubrir algunas sorpresas como son el Palacio Granja de Mirabel, la Granja de Valdefuentes, el Arca del Agua y la ermita del Humilladero. 

Cómo llegar

Desde Cáceres, el viaje hasta Guadalupe es de 1 hora y 40 minutos aproximadamente por las carreteras A-58 y EX-102. Por su parte, desde Toledo, el trayecto es de 2 horas y 20 minutos usando las vías A-5 y EX-118. 

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento