Visita 13 castillos en tres días: así es la ruta por las fortalezas históricas de Valladolid

Castillo de la Mota, Medina del Campo, Valladolid
Castillo de la Mota, Medina del Campo, Valladolid
Getty Images/iStockphoto

Valladolid fue históricamente tierra de disputas y fronteras entre el reino de Castilla y el reino de León. De ahí que en su territorio se encuentren hasta más de 60 fortificaciones de todo tipo. Actualmente, la mayoría de ellas están en un excepcional estado de conservación, permitiendo su visita y ofreciendo al visitante un viaje al pasado. 

Tanto es así que existen numerosas rutas que recorren los muros de estas fortalezas. Una de ellas es la conocida como Tres días de Castillos y el recorrido se divide en tres etapas. Se trata de un itinerario que se debe realizar en coche y que cuenta con una distancia total de cerca de 300 kilómetros

De Fuensaldaña a Peñafiel

El primer día de la ruta comienza en el castillo de Fuensaldaña y concluye en Peñafiel. La distancia del recorrido es de 87 kilómetros y la duración estimada es de 1 hora y 30 minutos. En esta etapa se podrá disfrutar también de los castillos de Villafuerte y Encinas de Esgueva, donde se ubica el embalse con el mismo nombre. 

1) Castillo de Fuensaldaña

El castillo de Fuensaldaña es la obra arquitectónica más representativa de la localidad. Fue mandado construir a mediados del siglo XV por la familia de los Vivero y su fisionomía es la característica de un castillo señorial.  Además, su estilo arquitectónico se corresponde con el de la denominada Escuela de Valladolid y. actualmente, es un centro de interpretación de los castillos. 

2) Castillo de Villafuerte 

Castillo de Villafuerte de Esgueva, Valladolid
Castillo de Villafuerte de Esgueva, Valladolid
Wikimedia

Se comenzó a construir en 1474 y su arquitectura sigue también los patrones de la Escuela de Valladolid. Se trata de una fortaleza señorial de planta cuadrada con torres redondas en tres de sus esquinas y una gran torre del homenaje ocupando la cuarta. Su función militar fue escasa, pero sirvió como símbolo del poder señorial frente a los usuales desórdenes sociales. 

3) Castillo de Encinas de Esgueva

Esta fortaleza se mandó construir en el siglo XIV y formaba parte de la línea defensiva que seguía el curso del río Esgueva. Fue usado durante el siglo XX como almacén de cereal por el Ministerio de Agricultura, y a día de hoy, se encuentra totalmente restaurado y vacío por dentro, lo que hace que se use en ocasiones como sala de exposiciones. 

4) Castillo de Peñafiel

Fue en el siglo X cuando empezó a construirse el castillo de Peñafiel sobre una colina entre los valles del Duero y del Duratón. Actualmente acoge el Museo Provincial del Vino, donde aprender sobre la cultura enológica de la zona.
Castillo de Peñafiel, Valladolid
JoseIgnacioSoto / iStock

Se sitúa en un cerro estratégico, desde el que se pueden admirar tres valles: el del Duero, el del Duratón y el del Arroyo Botijas. Fue construido en diversas fases desde el siglo IX, hasta que sufrió las últimas remodelaciones en el XV. Tiene 210 metros de largo por tan solo 20 de ancho y muchos lo han descrito como un auténtico barco anclado en tierra. La torre del homenaje, de 34 metros de altura, se ubica prácticamente en el centro del recinto, dejando a uno y a otro lado dos patios interiores. Además, actualmente alberga el Museo Provincial del Vino.

95 kilómetros y cinco castillos

La segunda etapa parte desde Peñafiel y la última visita es el castillo de Simancas. El recorrido es el más largo de los tres, con 95 kilómetros y su duración es de 1 hora y 30 aproximadamente. Durante este día se visitarán también los castillos de Portillo, Íscar y Medina del Campo. 

5) Castillo de Portillo

Lo primero que hay que destacar de Portillo es su maravilloso castillo. Construido en el siglo XV, ha pasado a la historia, más que por su función defensiva, por albergar a prisioneros como Álvaro de Luna. Además, cuenta con una planta cuadrada y doble recinto, donde el primero es casi cuadrado y conforma el perímetro exterior del mismo, con unos 50 metros de lado, mientras que el segundo tiene 36 metros de lado y es donde se elevan los 28 metros de la torre del homenaje.

6) Castillo de Íscar, Valladolid

Castillo de Íscar, Valladolid
Castillo de Íscar, Valladolid
Wikimedia

La fortaleza de Íscar se alza en lo alto del pueblo con el mismo nombre dominando el valle. La parte más antigua conservada, probablemente de finales del siglo XIII, corresponde a restos de las murallas y a la estructura interior de la torre del homenaje, dividida en cuatro niveles de madera. Además, para defenderse de posibles invasiones se dispuso un foso excavado en las rocas calizas.

7) Castillo de Medina del Campo

Castillo de La Mota.
Castillo de La Mota.
aluxum / iStock

Conocido como el castillo de La Mota, la fortaleza destaca como uno de los lugares más interesantes de Medina: su construcción fue encargada a mediados del siglo XV por los reyes Juan II y Enrique IV de Castilla, y los Reyes Católicos culminaron la gran obra de la barrera artillera en 1483. La función principal del castillo desde su creación fue la defensiva, pero además de ser un lugar militarmente estratégico, acogió entre sus salas las funciones de archivo y de cárcel para presos tan ilustres como Hernando Pizarro o César Borgia. Además, su recinto interior está compuesto por cinco torres y el patio de armas, siendo la mayor de ellas la torre del homenaje con 40 metros de altura y cinco plantas. 

8) Castillo de Simancas

Esta fortaleza se enclava en la confluencia de los ríos Duero y Esgueva. A día de hoy, el castillo es el resultado de las reconstrucciones que se han ido produciendo a lo largo de los siglos sobre los restos de una antigua fortificación. En cuanto a su estructura, cuenta con una muralla y un foso, y su interior se organiza en torno a un patio central que tiene tres torres. 

El tercer día: visita un castillo encantado 

En el último día, el recorrido pasa por localidades como Torrelobatón, Urueña, Villagarcía de Campos, Montealegre de Campos o Trigueros del Valle, para concluir en la ya mencionada Fuensaldaña. La distancia total de esta etapa es de 94 kilómetros y la duración aproximada es de 2 horas. 

9) Castillo de Torrelobatón

Castillo de Torrelobatón, Valladolid
Castillo de Torrelobatón, Valladolid
Wikimedia

Está situado en un pequeño teso que le hace ser visible desde cualquier punto del valle de Hornija. Fue construido allá por el siglo XIII y se eleva sobre una planta cuadrada, con una hermosa torre del homenaje con ocho anillos en vez de almenas en una esquina, dejando las restantes para tres torres cilíndricas más pequeñas. Este castillo además poseía una muralla exterior, de la que hoy solo quedan algunos retazos y la puerta de acceso a la villa, situada junto al Ayuntamiento de la localidad.

10) Castillo de Urueña

Castillo de Ureña, ValladolidCastillo de Ureña, Valladolid
Castillo de Urueña, Valladolid
Wikimedia

La fortaleza se ubica en el extremo suroriental de la población. Presenta una forma rectangular adornada con cubos semicirculares a lo largo de todo su perímetro, a excepción de la torre del homenaje, que tiene forma cuadrada. En el punto de unión del castillo con la muralla se encuentra un cubo de grandes dimensiones conocido con el nombre de Peinador de la Reina o Torreón de Doña Urraca, el cual constituye el punto más alto del conjunto monumental.

11) Castillo de Villagarcía de Campos

Perteneciente al Reino de Castilla, en 1183, el castillo-palacio de Villagarcía se comienza a construir como elemento de frontera entre este reino y el de León. Durante ese periodo fue una obra de gran envergadura, con altos torreones y puente levadizo. En él fue educado bajo anonimato Jeromín, hijo natural del emperador Carlos I de España, el cual más tarde pasó a ser conocido como Don Juan de Austria. 

12) Castillo de Montealegre de Campos

Sobre un reborde del páramo de los Torozos, el castillo se alza en el punto más elevado de un cerro dominando estratégicamente el territorio. La construcción del castillo, en los primeros años del siglo XIV, se enmarca en el contexto de las disputas entre los reinos de León y Castilla. En cuanto a su estructura, su planta casi cuadrada se articula en torno a un patio, en cuyas esquinas se alzan cuatro torreones, tres rectangulares y una esbelta torre del homenaje pentagonal que se orienta hacia la llanura a lo largo de sus casi 20 metros de altura

13) Castillo de Trigueros del Valle

Castillo de Trigueros del Valle, Valladolid
Castillo de Trigueros del Valle, Valladolid
Wikimedia

Conocido como 'La Fortaleza', el castillo fue levantado en el siglo XV. A día de hoy, se pueden observar las caballerizas, así como varios cubos, parte de los muros de la torre del homenaje y la puerta de entrada al mismo. Además, cuenta con la exposición permanente 'El castillo Encantado'. 

Otros castillos y pueblos que puedes visitar

Aparte de las fortalezas y localidades que siguen la ruta, existen otras muy próximas a ellas que también se pueden visitar. Este es el caso del pueblo de Canillas de Esgueva, próximo a Encinas de Esgueva, y de Curiel del Duero, a tan solo 10 minutos de Peñafiel, y que cuenta con el castillo más antiguo de Valladolid. A su vez, durante el segundo día, se puede aprovechar también para visitar Focastín, que se encuentra cerca de Medina del Campo

Por su parte, en la última etapa, es recomendable ir a los pueblos de Mota del Marqués; Tiedra, que alberga un castillo del siglo XII; Villavellid; San Pedro de Latarce, de origen romano; Tordehumos y Villalba de los Alcores. 

Castillo de Curiel del Duero, Valladolid
Castillo de Curiel del Duero, Valladolid
Wikimedia

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento