Logo del sitio

Así va a ayudar la tecnología a prevenir la sequía: combatir la escasez de agua gracias a la digitalización

En España se emplean algunos de estos métodos.
En España se emplean algunos de estos métodos.
©[Seaq68] via Pixabay.com

Las sequías son periodos largos de tiempo donde se producen una escasez de agua por la falta de lluvias, además, estos fenómenos pueden causar desabastecimientos.

A pesar de que en España sufrimos una situación crítica a principios de año por las escasas lluvias, en marzo y abril se liberó la tensión provocada. La reserva de agua de nuestro país está lejos de la media de los últimos cinco años y continúa en mínimos, pero, ¿existe alguna tecnología que pueda remediar esta situación?

La desalinización es importante en España

La escasez de agua amenaza España, además, es probable que un 65% de los usuarios sufran las consecuencias de la sequía en 2030. Para evitar el problema, la desalación es un proceso que elimina la sal del agua de mar para obtener agua potable, o si no, otro procedimiento común es la ósmosis inversa, una tecnología de membrana que suprime la salinidad.

ABC afirma que “España es pionera en desalación y uno de los líderes a nivel global”, además, Domingo Zarzo (presidente de la Asociación Española de Desalación y Reutilización) señala para el mismo diario que existen 765 desalinizadoras en nuestro país y llegan a producir cinco millones de metros cúbicos de agua al día.

De momento, en España no se esperan nuevas plantas de agua de mar para conseguir agua potable, sin embargo, han creado nuevas tecnologías que pueden obtener agua desalada con menos consumo energético en desembocaduras de ríos.

Xavier Martínez (director de la Unidad Tecnológica de Agua, Aire y Suelos del centro Eurecat) indica que con el agua de mar concentrada en un proceso de desalinización se puede desarrollar una tecnología selectiva de separación y extracción.

La deslación es importante en zonas turísticas porque un viajero puede consumir más agua que un residente, añade ABC. El periódico apunta que “Ibiza tiene tres plantas desaladoras que funcionan al 90% en verano” para remediar la escasez.

De vuelta al siglo VIII

El proyecto MemoLab fue impulsado por José María Martín Civantos (profesor de arqueología de la Universidad de Granada) y consiste en restaurar la red hidrológica de la región La Alpujarra (Andalucía), donde la sequía y los suministros de agua están en una situación crítica.

Dicho método está inspirado en las acequias que abastecían los campos del sur de España durante la llegada de los musulmanes a la península ibérica, asimismo, a día de hoy, las acequias todavía son capaces de controlar el flujo de agua y reponer los acuíferos en un goteo constante.

Civantos explica en El Debate que su proyecto consiste en “empapar las montañas para que el agua pueda almacenarse en acuíferos para ser utilizada en tiempos de sequía”. Este sistema funciona en canales que no sean demasiado permeables y tengan una pendiente correcta para mantener el flujo idóneo de agua.

El Big Data o la Inteligencia Artificial pueden frenar la sequía

EDAR 360 es un proyecto presentado por Viaqua junto a los los centros de investigación Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) y Cetaqua Galicia. El objetivo es desarrollar alternativas tech que garanticen una gestión óptima del saneamiento y los procesos de depuración.

El Ágora indica que la “reutilización, digitalización, automatización y utilización de datos y modelos predictivos” son soluciones que pueden prevenir la sequía.

Por otro lado, añade que “las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, el Big Data o las redes 5G son avances que ya están en marcha para conseguir un uso más responsable y eficiente de los recursos hídricos y son el único camino para lograr que haya agua para todos”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento